¡Proletarios de todos los países, uníos!

1º de Mayo: Por la Revolución Proletaria Mundial

¡Viva el Marxismo-Leninismo-Maoísmo!

El imperialismo es la antesala de la revolución proletaria mundial. La crisis estructural en desarrollo está mostrándonos cada día más el carácter parasitario y la descomposición de la sociedad capitalista en su última etapa. Así, hoy la tendencia principal en el mundo es la revolución.

El aumento de la rapiña y la opresión a la que se ven sometidas las masas de los países dependientes y las naciones, sean colonias o semicolonias, por parte de los estados imperialistas, así como el aumento de la explotación de la clase obrera por la burguesía en los países imperialistas, están generando la gran tormenta revolucionaria armada que barrerá de la faz de la tierra al imperialismo y la reacción mundiales. Hoy más que nunca, "¡la rebelión se justifica!" y nuestro objetivo es el poder.

Hemos entrado así a una nueva época en la que no quedará piedra sobre piedra de este viejo orden. Epoca en la que los pueblos oprimidos del mundo se sacudirán el yugo del imperialismo, la semifeudalidad y el capitalismo burocrático bajo dirección del proletariado y su Partido, desenvolviendo revoluciones de nueva democracia, constituyendo ellos la fuerza principal del mundo en la lucha contra el imperialismo como parte de la revolución proletaria mundial. Epoca en la que nuestra clase debe luchar no sólo contra su propia explotación, destruir la dictadura burguesa e implantar la dictadura proletaria, iniciar la construcción socialista y a través de sucesivas revoluciones culturales avanzar hasta el comunismo, sino también debe formar parte de la lucha anti-imperialista mundial apoyando a los pueblos y países del tercer mundo con acciones de socavamiento del imperialismo en su propio seno; en que la clase debe oponerse al peligro real de la guerra inter-imperialista USA – URSS denunciando las posiciones pacifistas y preparando la revolución proletaria como único modo de conjurarla o convirtiéndola en guerra revolucionaria en su forma de guerra popular si llegara a estallar.

Desde que Marx fundamentó el papel histórico del proletariado hemos recorrido un largo y sinuoso camino que nos ha permitido acumular la más rica experiencia de lucha que clase anterior alguna. La doctrina de Marx se impuso en dura lucha contra todas las corrientes pseudo-socialistas y anarquistas de su época, fortaleciéndose hasta demostrar su veracidad y poderío. Así se estableció la primera etapa del marxismo-leninismo-maoísmo.

Con el gran Lenin, maestro y guía de la Gran Revolución de Octubre, nuestros principios son elevados a una nueva etapa. Lenin resolvió problemas nuevos que la lucha de clases planteaba en el imperialismo: nos dotó del instrumento imprescindible para la toma del poder -el Partido Comunista-, partido de vanguardia del proletariado forjado en la lucha contra el viejo revisionismo y la caduca sociedad explotadora; nos planteó la caducidad de las democracias burguesas y la necesidad de su destrucción por la violencia revolucionaria para implantar la dictadura proletaria como única forma de estado de la nueva sociedad sustentado en la alianza de la clase obrera con las clases revolucionarias de la sociedad para avanzar en la construcción del socialismo hasta el comunismo, la sociedad sin clases. Así se constituyó la segunda etapa del marxismo-leninismo-maoísmo.

Y con el Presidente Mao Tsetung, nuestros principios son elevados aún más. El resolvió la Revolución de Nueva Democracia para países atrasados; desarrolló la filosofía marxista especialmente sobre la contradicción; nos dejó grandes enseñanzas en economía política, principalmente en cuanto a la primacia de la política sobre la economía y la importancia decisiva de las masas en la transformación de la sociedad; hizo aportes en el socialismo científico destacando la fundamentación sobre la lucha de líneas en el seno del Partido; nos enseñó a continuar la revolución bajo el socialismo con la Gran Revolución Cultural Proletaria, eficaz arma para combatir a los elementos burgueses que pugnan por restaurar el capitalismo y para revolucionar constantemente a las masas hasta lograr que el hombre cambie de alma. Así vemos cómo los aportes del Pte. Mao son de indiscutible validez y aplicación universal.

Pero su pensamiento se eleva a cumbres más altas aún. Lenin enseñó "salvo el poder, todo es ilusión" y el Pte. Mao Tsetung plantea "el poder nace del fusil" pues sólo con fusiles transformaremos el mundo. Nos dotó de la más alta estrategia político-militar jamás lograda: la guerra popular, guerra que se sustenta en las masas bajo dirección del Partido Comunista. La guerra popular es hoy la única y verdadera doctrina militar del proletariado y su forma principal de lucha con la que barreremos al imperialismo y a la reacción mundiales; guerra popular aplicable a las condiciones concretas de cada país, trátese de revolución de nueva democracia, socialista o cultural.

Por todas estas razones afirmamos que hoy sólo podemos tomar verdadera posición por el proletariado y luchar por sus intereses desde el marxismo-leninismo-maoísmo siendo el MAOISMO la tercera y principal etapa de su desarrollo. Ser comunista hoy es ser marxista-leninista-maoísta.

Vivimos un momento heroico, la Ofensiva Estratégica de la Revolución Proletaria Mundial, época en la que el proletariado es superior a la burguesía y en la que todos los pueblos del mundo alcanzarán su liberación.

Las fuerzas reaccionarias se preparan para impedir la revolución e iniciar una III Guerra Mundial por un nuevo reparto del mundo y el proletariado, como clase revolucionaria por excelencia, junto con todos los pueblos oprimidos, con la dirección del Partido Comunista sustentado en el marxismo-leninismo-maoísmo, se prepara para tomar el poder y a través de la guerra popular, para destruir este mundo de miseria y horror y construir un mundo de libertad, de bienestar y progreso.

Hoy, 1º de Mayo, Día Internacional de la Clase Obrera, debemos poner el acento en la lucha por la revolución proletaria mundial, la defensa de los principios que la guían -el marxismo-leninismo-maoísmo- y esforzarnos en el desarrollo del Partido Comunista de España como instrumento imprescindible para avanzar en el proceso revolucionario abierto en el Estado Español y así servir a la revolución proletaria mundial.


¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡GLORIA AL MARXISMO-LENINISMO-MAOISMO!

¡VIVA LA REVOLUCION PROLETARIA MUNDIAL!

¡VIVA LA GUERRA POPULAR DEL PERU Y SU DESTACAMENTO GUIA, EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERU!

¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA!


MAYO DE 1987

PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA



Comunicado del Partido Comunista del Perú

¡APOYEMOS AL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA!


Apoyamos firmemente la lucha que bajo las invictas banderas del marxismo-leninismo-maoísmo desarrolla el Partido Comunista de España para concretar, como vanguardia organizada del proletariado, la revolución socialista en el Estado Español, sirviendo así a la revolución mundial y que enarbolando la invencible guerra popular abrirá brecha en los países imperialistas.

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡APOYEMOS AL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA!

¡GLORIA AL MARXISMO-LENINISMO-MAOISMO!

Mayo de 1987

PARTIDO COMUNISTA DEL PERU

 

Nota: Documento desarrollado por el Pte. Víctor y corregido por el Pte. Gonzalo y las camaradas Norath y Miríam. Publicado y ampliamente difundido en el Estado Español, en mayo de 1987.