¡NO A LOS LOCUTORIOS!

¡EXIGIMOS VISITA DIRECTA!

Invocando supuestas razones de  seguridad nacional “,  criterios preventivos estratégicos”, “alta peligrosidad” y en aplicación del  írrito Decreto Supremo 002-2004-JUS; el gobierno actual ha empezado a implementar el uso de los locutorios para las visitas de familiares y abogados de los prisioneros políticos  que se  encuentran ilegalmente detenidos en la  prisión militar de la Base Naval del Callao, siendo ellos civiles.

El retorno a la visita por locutorios constituye una forma de trato cruel e inhumano que atenta contra la integridad física, psicológica y moral de las personas y contra  la socialización humana pues afecta las relaciones sociales a que todo ser humano tiene derecho. Este mayor aislamiento es la negación de los derechos fundamentales que se agrega  a la privación de la libertad de los prisioneros políticos y apunta a reducirlos a  la condición de sub humanos y a destruir su esencia social de hombres, de seres humanos , lo cual es incompatible con el nivel de avance alcanzado por la humanidad hasta hoy.

El retorno a los locutorios atenta su vez contra  el derecho de defensa irrestricta, pues se impide que la visita del abogado sea directa y pretenden que la relación  abogado - patrocinado se dé a través de gruesas lunas polarizadas cuando es inderogable que toda persona detenida tiene derecho permanente  y de modo irrestricto a ser asistido por un abogado con quien pueda conferenciar en privado, sin que se pueda limitar ni intervenir su reuniones ni su papeles jurídicos. La negación del derecho  a la  defensa irrestricta recorta una de las garantías para un debido proceso, en circunstancias en que se empiezan a desarrollar los nuevos juicios en las peores condiciones, sin defensa, para así continuar perpetuando su carcelería, atentándose contra el derecho que tiene todo detenido a obtener su libertad.

El retorno a los locutorios atenta también contra los derechos que como familiares tenemos, pues se restringe el derecho de desenvolver nuestras relaciones familiares  con nuestros seres  queridos, así como  de brindarles nuestra protección y apoyo.

Pensamos que el retorno  a un régimen de carcelería inicuo e infame de mayor aislamiento, sin precedente en la historia peruana, es expresión de la política de odio y  venganza que el actual gobierno viene aplicando contra  los prisioneros políticos, pretendiendo así escarmentar al pueblo, y es contrario a la necesidad de  lograr una solución política  de los  problemas derivados de la guerra interna y marchar hacia una verdadera reconciliación nacional.

Por lo expuesto,  exigimos a las autoridades pertinentes dejar sin efecto la aplicación de los locutorios  en el Penal de la Base Naval del Callao, que constituye una amenaza contra todos los prisioneros y que se deroguen las disposiciones ilegales en las cuales se amparan. A la vez llamamos al pueblo peruano a rechazar estas  medidas restrictivas y a solidarizarse con nuestra demanda.

 

¡ABAJO  LOS LOCUTORIOS! ¡EXIGIMOS VISITA IRRESTRICTA!¡

 

¡POR LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y OPINIÓN, DEBIDO PROCESO Y PLENO DERECHO A LA DEFENSA ¡

 

¡EXIGIMOS RESPETO A LOS !DERECHOS DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS Y  DE SUS FAMILIARES!

 

¡EXIGIMOS LA DEROGATORIA DEL DECRETO SUPREMO 002-2004-JUS!

 

                                                                                                                                                                                                                                            Abril  del  2004.

 

Asociación de Familiares de Presos Políticos, Desaparecidos y Víctimas de Genocidio

 AFADEVIG