ACLARACIÓN NECESARIA

Bajo titulares de "Montesinos visitaba y paseaba en lancha a Abimael Guzmán", se difunden, una vez más, especies carentes en absoluto de veracidad.

Comenzando digamos, nadie con tertulia alguna ni supuesto trato especial dado al "líder senderista" como infundadamente se afirma influenció su decisión de plantear al Gobierno cual lo hiciera el 20 de octubre de 1992 en la Isla de San Lorenzo. Siendo pertinente aclarar que los suscritos recién nos reunimos meses después en el penal de la Base Naval.

Asimismo, es totalmente falso que en 1999, o en cualquier otra fecha, hayamos tenido "paseos por el mar", en "pequeña nave de la Marina" ni nave alguna, como frívolamente alguien habría informado. Tales hechos jamás se han producido. Y nuevamente, sólo son meras afirmaciones sin asidero ni prueba alguna.

En cambio síes cierto que, reiterando nuestra petición, en junio de 1993 solicitamos al Gobierno que presidiera Alberto Fujimori, la realización de conversaciones para concretar un Acuerdo de Paz de cuya aplicación derivara poner término a la guerra interna iniciada en 1980. Demanda que llevó sólo a una Ronda de Conversaciones sin llegar a la suscripción de ningún tipo de acuerdo, entre otras razones también por oposición dentro del mismo gobierno de entonces. Igualmente es cierto que el 19 de diciembre del 2000
solicitamos conversaciones al Gobierno Transitorio a fin de buscar una solución política a los problemas derivados de la guerra interna. Estas son muestras concretas de nuestra voluntad de coadyuvar a resolver álgidos problemas que aquejan a nuestro pueblo.

Esta aclaración no sólo es pertinente sino necesaria, pues, consideramos que la verdad de los hechos debe establecerse, más aún cuando hoy la verdad histórica pugna por abrirse paso.

Abimael Guzmán Reynoso Elena Iparraguirre Revoredo
(Autógrafa y posfirma de ambos en el manuscrito original)

CEREC, 19 de setiembre del 2001