¡Proletarios de todos los países, uníos!

Del Comité Permanente del Comité Central del Partido Comunista de España;

al Comité de Dirección de la Organización Comunista de Grecia (KOE).

Queridos camaradas:

El Comité Permanente del Comité Central del Partido Comunista de España, con nuestra más alta expresión de internacionalismo proletario, saluda el II Congreso de la Organización Comunista de Grecia (KOE).

Los auténticos comunistas, la unidad del Movimiento Comunistas Internacional ha sido y debe continuar siendo una preocupación primordial. Por ello el proletariado, las masas y los pueblos y naciones oprimidas por el imperialismo, esperan que los comunistas desarrollemos una justa y correcta lucha de dos líneas que allane nuestras divergencias y cree las condiciones favorables para la Reconstitución de la Internacional Comunista, hito necesario e incuestionable para el desarrollo de la Tercera Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial.

Salvaguardar y fortalecer la unidad del Movimiento Comunista Internacional es deber sagrado y común de todos los Partidos Comunistas. El Partido Comunista de España, fundamentado en los principios ideológicos del proletariado hoy, el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo, asume el compromiso, la responsabilidad y los esfuerzos necesarios, de bregar por la unidad del Movimiento Comunista Internacional.

En el momento presente, en el que despunta la nueva aurora de la tercera nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial, existen toda una serie de importantes divergencias de principio en el Movimiento Comunista Internacional. Sin embargo, por muy serias que sean estas divergencias, debemos buscar, con suma paciencia, el camino de su allanamiento, a fin de concretar en los hechos el internacionalismo proletario, unir las fuerzas comunistas y fortalecer nuestra lucha contra los enemigos comunes del proletariado, las masas y los pueblos y naciones oprimidos por el imperialismo.

Es con este sincero deseo que el Comité Permanente del Comité Central del Partido Comunista de España enfoca su saludo al comité de Dirección de la Organización Comunista de Grecia y a su II Congreso, en la perspectiva de desarrollar justas, correctas e iguales conversaciones que sirvan a fortalecer la unidad del Movimiento Comunista Internacional.

A lo largo de los más de ciento cincuenta años de historia del proletariado y sus organizaciones de clase, el problema de la línea general del Movimiento Comunista Internacional ha sido una constante. En la presente, les expondremos nuestros puntos de vista sobre la línea general del Movimiento Comunista Internacional y sobre las cuestiones de principio relacionadas con ella.

Esperamos que nuestro saludo a su II Congreso y la exposición de nuestros puntos de vista, sean útiles para la mutua comprensión de su Organización y nuestro Partido, faciliten nuestras futuras discusiones detalladas y ayuden a la mutua forja y unidad del Movimiento Comunista Internacional.

Esperamos, además, que este saludo y exposición contribuya a que los comunistas comprendan nuestros puntos de vista y se desarrolle un pleno intercambio de opiniones, que nos acerque a la perspectiva necesaria de una futura Conferencia Internacional de Partidos Comunistas, en la perspectiva de desarrollar la Reconstitución de la Internacional Comunista.

La unidad de los Comunistas y la Línea General que les guie, ha de basarse en los principios revolucionarios del nuestra ideología científica, hoy devenida en Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo, sobre la misión histórica del proletariado y en la lucha contra el oportunismo y el revisionismo, y debe apartarse de ellas.

La unidad de los Comunistas, hoy, tiene que ver con el problema de reconocer la verdad universal del Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo, reconocer o no la significación universal y aplicación de la estrategia militar del proletariado: la Guerra Popular, reconocer o no la necesidad de que hagan la revolución de nueva democracia los pueblos que viven aún bajo un sistema feudal o semi-feudal y dependiente del imperialismo, reconocer o no la necesidad de hacer la revolución socialista en los países imperialistas y capitalistas, reconocer o no la necesidad de que los países que fueron socialistas y donde se ha reinstaurado el capitalismo, sea necesario volver a hacer la revolución.

¿Cuáles son los principios revolucionarios básicos por los que han de guiarse hoy los comunistas? En líneas generales, son los siguientes:

Unión de los proletarios de todos los países; unión de los proletarios y pueblos y naciones oprimidos del Mundo; lucha contra el revisionismo, el imperialismo y todos los reaccionarios coaligados del Mundo; lucha por la paz Mundial, la liberación nacional la democracia popular y el socialismo; consecución paulatina de la victoria completa de la Revolución Proletaria Mundial, y establecimiento de la dictadura del proletariado o dictadura del proletariado y el pueblo en un mundo nuevo, sin imperialismo, sin capitalismo, sin opresión y sin explotación.

En nuestra opinión, esta es la Línea General por la que ha de guiarse el Movimiento Comunista Internacional en la etapa contemporánea.

Esta Línea General parte de la situación real del Mundo en su conjunto y de un análisis de clase de las contradicciones fundamentales en el mundo contemporáneo, y está dirigida contra la estrategia contrarrevolucionaria global del imperialismo yanqui, como potencia hegemónica única y gendarme mundial de la contrarrevolución y la reacción.

Esta Línea General es una línea de forjar, con el proletariado internacional como núcleo, un amplio frente único contra el imperialismo y las fuerzas reaccionarias con el imperialismo yanqui a la cabeza, de una línea de movilizar audazmente a las masas, desarrollar las fuerzas revolucionarias, ganarse las fuerzas intermedias y aislar las fuerzas reaccionarias.

Esta Línea General es una línea que está por la resuelta lucha revolucionaria de los pueblos, una línea de llevar hasta el fin la Revolución Proletaria Mundial; es también una línea de luchar de la manera más eficaz contra el imperialismo, el revisionismo y todos los reaccionarios y en defensa de la paz mundial.

Definir de forma unilateral la Línea General del Movimiento Comunista Internacional como “coexistencia pacífica”, “emulación pacífica” y “transición pacífica” significa infringir gravemente los principios revolucionarios, arrojar por la borda la misión histórica de la Revolución Proletaria Mundial y apartarse de la ideología científica revolucionaria del Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo.

La Línea General del Movimiento Comunista Internacional debe reflejar las leyes generales que rigen el desarrollo de la historia mundial. La lucha revolucionaria del proletariado y del pueblo de cada país atraviesa por diferentes etapas y tiene sus rasgos particulares, pero nunca se sale del marco de las leyes generales por las que se rige el desarrollo de la historia mundial. Esta Línea General debe señalar la dirección fundamental para la lucha revolucionaria del proletariado y de los pueblos de todos los países.

Es sumamente importante que, al elaborar su línea y su política concretas, todos los Partidos Comunistas se atengan firmemente al principio de conjugar la verdad universal del Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo, con la práctica concreta de la revolución y la edificación en sus respectivos países.

La lucha contra las distintas formas de revisionismo y el oportunismo, en la etapa actual es una tarea fundamental de todos los comunistas. Los puntos fundamentales que definen hoy al revisionismo y el oportunismo son:

1-. Oposición al Marxismo-Leninismo-Maoísmo como arma estratégica y principal de la Revolución Proletaria Mundial.

2-. En los países dependientes del imperialismo, sean colonias o semicolonias, oposición al camino de cercar las ciudades desde el campo, partiendo de los principios: “la rebelión se justifica”, “Salvo el poder todo es ilusión” y “El poder nace del cañón del fusil”.

3-. En los países imperialistas, oposición a la definición de la aplicación de la universal estrategia militar del proletariado: la Guerra Popular, y cuestionamiento de orientar el trabajo Partidario en función del Poder y la Dictadura del Proletariado.

4-. Oposición a reconstituir, reconstruir o construir el Partido desde el campo en países dependientes del imperialismo y en los barrios y centros obreros en países imperialistas y a construirlo en lucha contra el revisionismo como enemigo principal.

5-. Separación de la lucha ideológica y política de la organizativa y pretender desarrollar la construcción al margen de la lucha de clases y la lucha de dos líneas.

6-. Aplicación unilateral del trabajo abierto y del trabajo cerrado, negando su interrelación, cuestionando al mismo tiempo el sistema, estructura y trabajo que ha de desarrollar el Partido.

7-. Oposición a desarrollar las luchas inmediatas en función de los objetivos finales, centrándose en el economicismo.

8-. Sustitución de la disciplina proletaria consciente por el control y obediencia ciega a los jefes.

9-. Cuestionamiento del papel del proletariado como fuerza dirigente de la revolución y negación del campesinado como fuerza principal en los países dependientes del imperialismo, oponiéndose al trabajo campesino como base de la construcción en dichos países.

10-. Negación de la necesidad de ir a lo más hondo, más profundo de las masas, con el objetivo de educarlas para la revolución y en la necesidad de que la escisión con el revisionismo es justa, inevitable, imprescindible y necesaria.

11-. Oposición y negación de la estrategia militar del proletariado, de aplicación universal, y sustitución por criterios y línea militar burguesa.

12-. Negación del internacionalismo proletario, particularmente en cuanto a la brega por la entronización del Maoísmo y la construcción de Partidos Comunistas, particularidades imprescindibles y necesarias para el desarrollo de la Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial.

13-. Negación a combatir el revisionismo y conciliación con éste.

14-. Cuestionamiento de la concepción del mundo del proletariado para sustituirla por la concepción de la burguesía.

15-. Exaltación del revolucionarismo y el unitarismo sin deslinde, sustituyendo el principio de la filosofía de la lucha por el liberalismo, la conciliación, el grupismo, la lucha sucia, los chismes, etc.

El punto de partida para definir la Línea General del Movimiento Comunista Internacional, es un análisis de clase concreto de la política y economía mundiales en su conjunto y de las condiciones concretas del Mundo, esto es, de las contradicciones fundamentales del mundo contemporáneo en los albores de su tercer milenio.

Quién se dedique a hacer conjeturas subjetivas eludiendo el análisis de clase concreto o se aferre al azar a ciertos fenómenos superficiales, no podrá de ninguna forma llegar a conclusiones correctas con respecto a la Línea General del Movimiento Comunista Internacional y se deslizará inevitablemente por sendas distintas y contrarias a las del Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo.

¿Cuáles son las contradicciones fundamentales en los albores del Siglo XXI? Los Marxistas-Leninistas-Maoístas. Principalmente Maoístas, sostenemos que son:

1ª/ Contradicción entre capitalismo y socialismo, entre dos sistemas totalmente opuestos que perdurará tras la toma del poder y la construcción del socialismo y no se resolverá hasta la implantación de comunismo.

2ª/ Contradicción entre la burguesía y el proletariado en los países imperialistas y capitalistas, entre dos clases antagónicas que persistirá en el socialismo, con múltiples manifestaciones ideológicas, políticas y económicas, alcanzando su solución con la implantación del comunismo.

3º/ Contradicciones inter-imperialistas, como contienda por la hegemonía mundial entre las superpotencias, entre superpotencias y potencias imperialistas y de éstas últimas entre sí. Esta contradicción se resolverá en la época de los 50 a 100 años en la que se hundirán el imperialismo y la reacción mundiales.

4ª/ Contradicción entre las naciones oprimidas y el imperialismo, como lucha de las naciones oprimidas por su liberación del yugo imperialista y por la destrucción del imperialismo y la reacción mundiales. Esta contradicción se resolverá en los próximos "50 a 100 años", siendo durante este período la principal, aunque cualquiera de las cuatro pueden serlo temporalmente en circunstancias concretas.

Estas contradicciones, así como las luchas que engendran están vinculadas entre sí e influyen unas en otras. Nadie puede borrar ninguna de estas contradicciones ni sustituir de modo subjetivo por una de ellas todas las demás.

Los comunistas, a fin de alcanzar nuestra meta final, el comunismo, hemos de desarrollar tres tipos de revoluciones:

Revoluciones de nueva democracia, que no son sino revoluciones burguesas de nuevo tipo, bajo la dirección del proletariado en los países feudales y semi-feudales, implantamos la dictadura del proletariado y el pueblo, participando de esta dictadura del proletariado, el campesinado pobre y sin tierra, la pequeña burguesía y, e ciertas condiciones, la burguesía nacional o media, bajo la hegemonía del proletariado.

Revoluciones socialistas a llevar adelante en los países imperialistas y capitalistas, donde implantamos la dictadura del proletariado.

Revoluciones culturales, para continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado, para someter y eliminar toda generación del capitalismo, transformando la concepción del mundo y combatiendo con las armas, los afanes de quienes, sirviéndose del socialismo, pretenden restaurar el capitalismo, y así, fortaleciendo la dictadura del proletariado, avanzaremos en el socialismo y marcharemos al comunismo, meta final del proletariado.

Hoy es más necesario que nunca que los comunistas de todos los países se unan sobre la base del Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo y del Internacionalismo Proletario.

Junto con todos los Partidos Marxistas-Leninistas-Maoístas y los pueblos revolucionarios del Mundo, el Partido Comunista de España está dispuesto a seguir haciendo esfuerzos infatigables para defender los intereses del Movimiento Comunista Internacional, la causa de la liberación de los pueblos y naciones oprimidos, y de la lucha contra el imperialismo, principalmente yanqui, y por la paz Mundial.

Los comunistas del Estado Español estamos firmemente convencidos de que los Marxistas-Leninistas-Maoístas, principalmente Maoístas, y los pueblos revolucionarios del Mundo se unirán aún más estrechamente, vencerán toda clase de dificultades y obstáculos, desenvolverán la tercera nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial y lograrán victorias aún mayores en la lucha contra el imperialismo y en defensa de la paz mundial y en la lucha por hacer avanzar la causa revolucionaria de los pueblos del Mundo y la causa del comunismo internacional.

¡Proletarios de todos los países, uníos! ¡Proletarios y pueblos y naciones oprimidos de todo el mundo, uníos! ¡Luchemos contra nuestro enemigo común!

Con saludos comunistas y éxitos en su II Congreso.

Junio 2007

Comité Permanente
Partido Comunista de España