¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡VIVA EL 1º DE MAYO!

¡¡Impulsar la Unidad de los Comunistas y la Entronización del Maoísmo en el Movimiento Comunista Internacional!!

A los comunistas, al proletariado internacional, a las masas y pueblos oprimidos por el imperialismo y sus lacayos de turno:

En este 1º de mayo hemos de comprender, más que nunca, que impulsar, salvaguardar y fortalecer la unidad del Movimiento Comunista Internacional es un deber sagrado y común a todos los comunistas, Partidos Comunistas y obreros del Mundo. Quienes no comprendan esta necesidad irrefutable, a otros alientan, a otros sirven y en lo real y efectivo, son instrumentos del imperialismo y la reacción en las filas del proletariado, son oportunistas y revisionistas que hemos de combatir y erradicar.

En los más de 150 años de historia del proletariado, finalizada la Primera Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial, desenvolviéndonos en el repliegue político general, y con el objetivo incuestionable de bregar por iniciar y desarrollar la II Gran Ola de la RPM, hemos de comprender que por muy serías que sean las divergencias en el seno del Movimiento Comunista Internacional, debemos buscar con suma paciencia el camino para allanar las diferencias con el fin de unir a las fuerzas proletarias, las masas y pueblos y naciones, en la lucha contra sus enemigos: el imperialismo,  principalmente yanqui, al revisionismo y la reacción mundial.

En la senda por desarrollar, mientras que el Marxismo y el Leninismo han sido plenamente reconocidos como verdad universal a aplicar a las condiciones concretas de cada revolución, el maoísmo sigue siendo negado como tercera, superior y principal etapa de nuestra ideología; es más, trata de ser sustituida por otros “ismos” que en nada reflejan, nada tienen que ver con el desarrollo de la ideología científica de la clase obrera. Así, reconocer o no hoy el Marxismo- Leninismo- Maoísmo, marca la diferencia entre reconocer o negar la significación universal del camino de la revolución, reconocer o no la necesidad de que hagan la revolución los pueblos que viven bajo el yugo del sistema imperialista, capitalista y semifeudal, y dicha base ideológica ha de ser base de unidad necesaria para los comunistas y obreros del Mundo, en la perspectiva de impulsar y desarrollar la unidad y la Futura Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial.

La línea general de conformar, con el proletariado como núcleo y base dirigente, un amplio Frente Único contra el imperialismo y las fuerzas reaccionarias, la línea de movilizar audazmente a las masas, desarrollar las fuerzas revolucionarias, ganarse a las intermedias y aislar a las fuerzas reaccionarias, ha de ser hoy el eje sobre el que se desarrolle la política de los marxistas- leninistas-maoístas, principalmente, maoístas.

Como concreción de la línea política general sobre la que hemos de guiarnos, hemos de bregar por la unión de los proletarios de todos los países, unión del proletariado y pueblos y naciones oprimidos del mundo; lucha por la paz mundial, la liberación nacional, la democracia popular y el  socialismo, en el marco de alcanzar la consecución de la victoria completa de la Revolución Proletaria Mundial y el establecimiento de un necesario y mundo nuevo, sin capitalismo, sin imperialismo, sin opresión y sin explotación. En esta perspectiva, los obreros de Europa y América; las naciones y pueblos oprimidos de Asia, África y América Latina, demandan la insoslayable necesidad de enfrentar la tarea urgente de luchar contra el imperialismo, principalmente yanqui y sus lacayos, siendo necesario que el proletariado y su Partido tengan la necesaria confianza en la fuerza de las masas populares, difundiendo entre ellas la concepción del mundo del proletariado en relación  con el problema nacional, que es el internacionalismo y no el nacionalismo, oponiéndonos al nacionalismo reaccionario burgués y buscando alianzas tácticas con el nacionalismo progresista que enfrenta al imperialismo.

En el curso de la tarea del proletariado en los países imperialistas y para resolver definitivamente las contradicciones en el marco del capitalismo monopolista, jamás se ha de soslayar la tarea indiscutible de realizar la revolución proletaria sustentándose en la dictadura del proletariado; dirigiendo activamente a la clase obrera en la lucha contra sus enemigos de clase; por la defensa de la paz mundial y el apoyo activo de las luchas revolucionarias de las naciones y pueblos oprimidos, vinculando estas luchas a sus intereses a largo alcance, educando a las masas obreras en el marxismo-leninismo-maoísmo y la lucha contra el revisionismo y elevando su conciencia política en función de la toma del poder.

Igualmente, los comunistas de las naciones oprimidas deben participar en las diferentes formas de lucha y organización del pueblo, como los movimientos armados, sociales y políticos, ya que son el resultado de los procesos históricos de cada país. Estos movimientos expresan el derecho de los pueblos a construir su propio destino, así sea para mejorar condiciones concretas o por programas a más largo plazo. Las diversas clases y sectores que conforman los movimientos en una nación oprimida muestran la amplitud de la luchas contra el imperialismo y el neoliberalismo y la necesidad de un programa democrático popular como paso intermedio a una sociedad socialista

Hacemos un llamamiento al proletariado internacional, a los Partidos Comunistas, a los pueblos y naciones oprimidos por el imperialismo a superar las diferencias en base a los principios del proletariado tomando como base los lemas: ¡Proletarios de todos los países, unios! ¡Proletarios y pueblos y naciones oprimidos de todo el mundo, unios! ¡Impulsar la unidad y la lucha contra el enemigo común: el imperialismo, principalmente yanqui!

¡Viva el Internacionalismo Proletario!

¡Gloria al Marxismo- Leninismo- Maoísmo!

¡Combatir al Imperialismo y el Revisionismo!

¡Impulsar la Futura Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial!

Mayo, 2004.

Partido Comunista de España