¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡Viva el 1º de Mayo!

¡¡Aprender de las Experiencias de la Usurpación Revisionista del Partido!!

¡¡Impulsar la Reconstitución!!

En este nuevo 1º de mayo, jornada de lucha del proletariado internacional, saludamos nuestra clase combatiente, reiterando nuestro compromiso de continuar sirviendo con entrega total y desinterés absoluto, persistiendo de forma indoblegable en la lucha por entronizar el Marxismo-Leninismo-Maoísmo como mando y guía de la Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial, desarrollando y dando un nuevo impulso la reconstitución del Partido Comunista de España, impulsando las tareas de: Movilizar, Organizar y Forjar, para continuar la lucha por la senda que nos lleve a la dorada meta del comunismo.

En el fragor de la actual contienda de la lucha de clases, el proletariado y las masas del Mundo, están siendo objeto de la más gigantesca ofensiva del imperialismo y todos los reaccionarios a su servicio, ofensiva que nos amenaza con la mayor pérdida de derechos y conquistas, en esta primera gran crisis del siglo XXI. Los expertos economistas, fieles seguidores de Friedman, aislados del hombre y la sociedad, ya no niegan la crisis de los planteamientos económicos dominantes, el dilema mortal en que se encuentra la economía y plantean que la segunda gran recesión será inevitable en los años venideros. Así, el Mundo dominado por las teorías de la globalización, de la hegemonía yanqui y del fin de las ideologías, que dio pie al surgimiento de los fundamentos económicos del neoliberalismo, han demostrado su insostenibilidad y caducidad. En concreto, en el Estado Español, estamos siendo blanco de la más grande ofensiva, desde la “Transición”, por parte del Gobierno de turno de la gran burguesía y su sector clasista dominante, el capital financiero. Gran crisis global que hoy amenaza al mundo con una nueva y profunda recesión, nos muestra, una vez más, la sin razón de un modo de producción caduco y fracasado, basado en las clásicas recetas económicas monetaristas de la llamada “Escuela de Chicago”, cuyo único fin es buscar pervivencia del imperialismo, favoreciendo al capital financiero, el sector más parasitario de la clase dominante, y que está trayendo, en lo inmediato, el mayor empobrecimiento, explotación y opresión del proletariado y las masas y los pueblos y naciones oprimidos del Mundo, para amortiguar su mayor descomposición y caída.

El futuro siempre es un enigma, salvo para las fuerzas de los reaccionarios que, desde la miopía inherente a su condición, sólo alcanzan a prever el día siguiente, sólo buscan ver como perpetuarse y no perder sus privilegios, pues son incapaces de enfrentar las fuerzas nuevas que surgen en la sociedad, mostrando únicamente su pánico a la derrota. Cuando el miedo se posesiona de una clase social en decadencia, no es ya la razón lo que guía sus movimientos, sino la sinrazón de sus leyes y medidas explotadoras y represivas contra el proletariado y las masas que comienzan a levantarse, aunque de forma espontánea y sin aún dirección. En apoyo del imperialismo, persisten cumpliendo su penosa tarea la gran mayoría de los intelectuales y el revisionismo, quienes continúan renunciando a un tratamiento científico de la realidad, a pesar de que dicen dedicar sus vidas a la investigación social, y no toman una posición al servicio de los intereses del proletariado y las masas. Hoy, se ven en la disyuntiva de poner el azar, el antojo personal, la subjetividad como únicos criterios válidos de sus análisis.

A los comunistas nos toca a hacer realidad nuestra profunda autocrítica ante todos aquellos que esperan tanto y aguardan, sin jamás perder la esperanza, ansiosos de nosotros. Así, la historia de lucha de nuestra clase, alcanzada su madurez y expresada en la constitución del Partido, nos ha legado grandes lecciones imperecederas. Viendo hoy en perspectiva el proceso del Partido, no fue por supuesto a la primera que logró afianzarse y ser reconocido como vanguardia organizada de la clase en lucha contra las posiciones socialdemócratas dominantes en los primeros años del siglo pasado y pronto paso a ser controlado por el revisionismo; no lo logró tras los primeros intentos de reconstitución de los años cuarenta; tampoco lo logró en el segundo intento de feroz lucha contra el revisionismo contemporáneo de los años sesenta; y no sabemos si al tercer intento de reconstitución lo lograremos.

En este nuestro tercer intento, aunque algunos sacasen pronto la equivocada conclusión de que nada más levantar cabeza, con el inicio de la reconstitución en 1986, y fruto te nuestra inexperiencia, pareciese que de nuevo íbamos a ser tumbados a la arena y arrojados al pozo del olvido, los hechos han venido a demostrar cuán equivocados estaban, ya que no contaron con nuestra firme adhesión al Marxismo-Leninismo-Maoísmo e inquebrantable voluntad en persistir en el camino iniciado. Así, de tanto velar por sus efímeros y pobres logros, nuestros liquidacionistas han empobrecido las reglas de la contienda entre los Marxistas-Leninistas-Maoístas y toda manifestación de oportunismo y revisionismo. Unos se han ido por los derroteros del nacionalismo radical, otros se amparan en sus personalismos para negar la reconstitución y otros nos hablan de reconstituir incluso la ideología como forma de negar el camino andado. Unos y otros, no son más que la expresión de las fuerzas más oscuras de la humanidad reflejadas en nuestras filas y, por tanto, están condenados al fracaso.

Todo nuestro éxito residirá en si seguimos afianzados firmemente en el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, somos capaces de desarrollar las correctas Bases de Constitución, combatimos adecuadamente al revisionismo y el oportunismo y unimos a estas firmes bases la persistencia que nos dará la seguridad en la victoria final.

¡GLORIA AL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡COMBATIR EL REVISIONISMO Y EL OPORTUNISMO!

¡PERSISTIR EN MOVILIZAR, ORGANIZAR Y FORJAR!

Mayo, 2012

Comité Permanente

Partido Comunista de España