¡Proletarios de todos los países, uníos!

 

MENSAJE DEL COMITÉ PERMANENTE DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA ANTE EL INICIO DEL NUEVO MILENIO

 

      Muy estimados camaradas:

      Comenzamos un nuevo aņo, siglo y milenio. Por más que hoy traten de negarlo el imperialismo, el revisionismo y todos los reaccionarios, es un hecho incuestionable para los anales de la historia, que atrás dejamos el siglo más brillante desde que nuestra clase iniciara su andadura por el largo y tortuoso camino de su emancipación.

      Desde el surgimiento en la historia de las clases y la lucha de clases, los desheredados de la tierra lucharon por su emancipación, pero no es hasta la aparición del proletariado, la clase social con mayor perspectiva revolucionaria habida, que el brillante porvenir ha teņido de rojo sangre las banderas que nos guiarán hacia la eliminación definitiva de las clases sociales.

      En nuestro andar, concretamos nuestro camino con la publicación por nuestro fundador: C. Marx, del Programa que guiará al proletariado y los pueblos y naciones del Mundo hacia la definitiva e incuestionable emancipación: EL MANIFIESTO COMUNISTA.

      Engels continuó la gran obra iniciada por C. Marx, y a pesar de que, como él, sólo vivió por breves momentos, en la Comuna de París, lo que sería la perspectiva de la gran meta emancipadora que ambos iniciaron, sacó lecciones, venció definitivamente al anarquismo y mantuvo viva la llama en los difíciles momentos de inicio y auge del imperialismo.

      Iniciado el siglo que hoy termina, de la mano de Lenin, ensayamos, tomamos el Poder para el Partido y la clase obrera a la que servimos e iniciamos la construcción del Socialismo en la tormenta revolucionaria de Octubre de 1917. Abrimos la Nueva Época, la época de la Revolución Proletaria, de la lucha contra el imperialismo. Derrotamos al imperialismo y concretamos la Dictadura del Proletariado en la URSS, aplastamos al fascismo bajo la firme dirección del camarada Stalin, derrotamos las diversas manifestaciones del revisionismo, que pretendían avanzar por el camino de la restauración y, por décadas, la bandera roja brilló como estandarte y luz de los oprimidos del mundo.

      Mas, nuestra bandera aún no había alcanzado la cumbre del siglo en su gloria infinita, en nuestra Primera Gran Ola Revolucionaria, esta habría de llegar en su avance al Este, en busca del sol rojo que amanece cada día. Anunciando la nueva aurora, el Presidente Mao triunfó en la mayor gesta de liberación de pueblos oprimidos y clases que ha dado la historia con la Guerra Popular y el triunfo de la Revolución China, el inicio de la construcción del Socialismo e ilustrándonos en cómo elevar y tratar la lucha de clases en el Socialismo a fin de conjurar la restauración capitalista, con la Gran Revolución Cultural Proletaria.

      La Primera Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial nos ha dotado de Marxismo-Leninismo-Maoísmo. Estos tres hitos son y se han constituido en nuestros tres faros y guías más importantes, dos pertenecen al siglo y milenio que hoy finalizamos, mas el maoísmo aún no es reconocido como tal, no ha sido entronizado como mando y guía de la Revolución Proletaria Mundial.

      Transcurridos ciento cincuenta aņos del inicio de nuestra espinosa andadura, ¿cómo nos encontramos hoy?

      Hemos perdido las bases de apoyo de lo que fue el Campo Socialista, las dictaduras del proletariados han sido derrotadas por las acciones cruentas y despiadadas del revisionismo contemporáneo y han sido sustituidas por dictaduras reaccionarias aún más crueles y despiadadas que niegan los más elementales derechos democrático liberales.

      Nuestra más firme y última esperanza: la Revolución Peruana, también ha sido saldada con derrota por la acción del revisionismo; pero nos ha legado al más grande comunista vivo: el Presidente Gonzalo; quien, a pesar de encontrarse en las más extremas condiciones de detención, sigue bregando por establecer el nexo entre la Primera Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial y la Futura Nueva Gran Ola.

      ¡No importa! Hemos de comprender que lo acontecido no es más que el reflejo de cómo lo nuevo pugna por imponerse y cómo lo viejo se resiste.Hoy, a pesar de las amargas derrotas, nos encontramos más armados, fuertes y dispuestos que nunca, a volver a levantarnos, recuperar lo perdido y avanzar en zigzaguees hacía nuestra incuestionable meta de emancipación.

      ¿Cuántas veces más sufriremos y saborearemos el amargo sabor de la derrota? A esa pregunta sólo nos puede responder el futuro. Mas, contamos con la seguridad de que, al igual que hemos caído y nos hemos levantado en el pasado, también en el futuro sabremos curar nuestras heridas y volveremos a levantarnos, cuantas veces sea necesario, hasta nuestro final y definitivo triunfo en el comunismo, pues contamos con Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo y una hermosa condena: ¡Luchar y Triunfar!

      Camaradas, Partidos Hermanos, organizaciones revolucionarias, clase combatiente, pueblos y naciones oprimidos del Mundo:

      Ante inicio del nuevo aņo, siglo y milenio, el Comité Permanente del Partido Comunista de Espaņa, encabezado por nuestra garantía: el Presidente Víctor, se reafirma en nuestras Bases y Tesis fundamentales, comprometiéndose, una vez más, en continuar sirviendo al Partido, la clase y la revolución en Espaņa como parte integrante de la Revolución Proletaria Mundial, reafirmándonos en nuestro probado espíritu internacionalista con entrega total y desinterés absoluto, centrándonos en lo inmediato en las siguientes tareas:

 

1.

      Combatir incansablemente por la entronización del Maoísmo como tercero, principal y necesidad incuestionable para el inicio de la Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial.

2.

      Luchar contra toda manifestación de revisionismo y continuar con el desarrollo de nuestra reconstitución, aplicando a nuestras condiciones concretas el Marxismo-Leninismo-Maoísmo.

3.

      Bregar por el reconocimiento del Presidente Gonzalo como el más grande comunista viviente, forjador de comunistas y mando y guía de la Revolución Proletaria Mundial, luchando con denuedo por arrancarles de las mazmorras de la reacción y su definitiva liberación, para que mejor cumpla su misión y tarea en la historia.

4.

      Apoyar el desarrollo de Partidos Comunistas sustentados en el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, combatiendo al revisionismo y bregando por la reconstitución de la Internacional Comunista, de la que el Movimiento Revolucionario Internacionalista constituye un primer paso.

5.

      Apoyar la lucha de los pueblos y naciones oprimidos por el imperialismo, especialmente la Guerra Popular del Nepal, esforzándonos en establecer lazos directos con el Partido Comunista del Nepal (Maoísta) y todos los Partidos y Organizaciones de clase afines a nuestros principios y metas y demás organizaciones revolucionarias.

6.

      Continuar con la tarea emprendida de traducir y dar a conocer al Mundo los escritos del Presidente Mao, asumiendo la tarea incumplida el 8 de octubre de 1976, por el CC del Partido Comunista de China, que hoy no ha desenvuelto por hallarse bajo una dirección revisionista.

7.

      Hacer un llamamiento para recordar a todos los comunistas y masas que han sufrido y entregado sus vidas por la emancipación de la clase, las masas oprimidas y pueblos y naciones del mundo, luchando al mismo tiempo por la libertad de los prisioneros de guerra y políticos, que en las mazmorras reaccionarias sufren tortura, opresión, aislamiento y genocidio, teniéndoles siempre presentes en nuestras luchas.

 

PRINCIPIOS PROGRAMÁTICOS

1.

      Sancionamos la definitiva expulsión del revisionismo contemporáneo de nuestras filas e iniciamos el proceso de reconstitución Partidaria. Hoy, 15 de Agosto de 1986, el Partido Comunista de Espaņa acuerda asumir las Bases y Tesis de fundación y ampliar éstas asumiendo los desarrollos del marxismo desde nuestra fundación, el 15 de abril de 1920, hasta hoy.

2.

      Como partido Comunista, el Partido Comunista de Espaņa se fundamenta y guía por el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo, y especialmente impulsa y desarrolla el pensamiento guía del Pte Víctor como aplicación creadora de la verdad universal del marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo, a las condiciones concretas de la revolución en el Estado Espaņol.

3.

      El Pte. Víctor es el jefe del Partido Comunista de Espaņa y garantía del correcto rumbo de la reconstitución, quien brega por dotar del imprescindible Partido de Vanguardia y del arma estratégica y principal, al proletariado del Estado Espaņol, como parte integrante e incuestionable del proletariado internacional.

4.

      Asumimos la contradicción, como la ley única de las incesantes transformaciones de la materia eterna.

5.

      Partimos de los principios incuestionables de: las masas hacen la historia, la rebelión se justifica, salvo el poder todo es ilusión y el poder nace del caņón del fusil.

6.

      Asumimos los principios de la lucha de clases, la dictadura del proletariado, el internacionalismo proletario y la violencia revolucionaria.

7.

      Partimos de la incuestionable necesidad de un Partido Comunista marxista-leninista-maoísta que aplique con firmeza la independencia, la autodecisión y el autosostenimiento.

8.

      Nos comprometemos en el combate implacable contra el imperialismo, el revisionismo y la reacción, de forma indesligable.

9.

      Nuestras tareas se desarrollan en función de conquistar y defender el Poder para el Partido y la clase, aplicando a nuestras condiciones concretas la estrategia militar del proletariado: la guerra popular.

10.

      La militarización del Partido y la construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución, son principios incuestionables que quien cuestione estará demostrando su revisionismo.

11.

      Nos basamos en la lucha de dos líneas como fuerza impulsora del desarrollo del Partido.

12.

      La transformación ideológica constante es el instrumento de forja comunista que, con la política al mando, nos templa en el fragor de la lucha de clases y la lucha de dos líneas como comunistas.

13.

      Nuestro compromiso en servir al pueblo y la revolución mundial, con desinterés absoluto y justo y correcto estilo de trabajo.

31 de Diciembre de 2000

Comité Permanente

Partido Comunista de Espaņa

[ Principal ]