¡Proletarios de todos los países uníos!

¡SEGUIR LUCHANDO POR UN ACUERDO DE PAZ QUE TERMINE LA GUERRA Y SENTAR BASES PARA EL II CONGRESO! ¡EXIGIMOS LA PRESENTACIÓN PÚBLICA DEL PRESIDENTE GONZALO PARA QUE FUNDAMENTE LA LUCHA POR UN ACUERDO DE PAZ QUE TERMINE LA GUERRA!

      Los miembros del Comité Central que cerramos filas en torno al Presidente Gonzalo, la Dirección Central y la línea proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo con absoluta e indeclinable sujeción a la jefatura y dirección proletaria del Presidente Gonzalo que representa pensamiento, camino, línea y rumbo justos y correctos, plenamente convencidos que es el más grande marxista-leninista-maoísta viviente sobre la tierra, y que así como nos condujo ayer, nos conduce hoy, mañana y siempre hasta nuestra meta el comunismo. Con plena convicción asumimos y nos sujetamos férreamente al nuevo rumbo estratégico establecido por el Presidente Gonzalo para la IV etapa del Partido para que cumpla su misión histórica de eje de la revolución peruana y gozne de la revolución proletaria mundial, seguros de que la dirección proletaria es decisiva para el triunfo más aun en estos momentos de repliegue político y militar de la revolución peruana, y repliegue político general de la revolución proletaria mundial; enarbolamos firme, resuelta y tenazmente la política general de ¡Luchar por un Acuerdo de Paz y Sentar Bases para el II Congreso! Y el llamamiento de nuestra jefatura y camarada Miriam de “¡Enarbolando el pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica estratégica, específica y principal, Defender la Unidad del Partido, Arrasar la línea revisionista y Demoler el Bloque Escisionista!”.

      Nos dirigimos a los Partidos Comunistas del mundo, al proletariado internacional, al proletariado y pueblo peruano llamándolos a luchar por la presentación pública del Presidente Gonzalo para que fundamente la lucha por un Acuerdo de Paz que termine la guerra y por el cese del aislamiento absoluto y perpetuo del Presidente Gonzalo y la camarada Miriam, pues en estos momentos difíciles, complejos y turbulentos del mundo actual, de cambios extraordinarios, sorprendentes e inesperados que a veces no atinamos a ver sus causas, situación agravada por la inseguridad creciente del mundo, el desenfreno de la agresión imperialista principalmente yanqui, superpotencia hegemónica única que desenvolviendo su ofensiva general pregona el “fracaso del socialismo”, la “caducidad del marxismo”, la “utopía del comunismo”, la “no validez de la violencia revolucionaria, la dictadura del proletariado y del Partido” buscando así generar desconcierto, obnubilando la mente y hasta haciendo perder la perspectiva; en que por tanto, es más indispensable aún la dirección proletaria para mantener el rumbo y persistir en la meta inclaudicable, el comunismo, es el Presidente Gonzalo como jefatura del Partido y de la revolución la dirección proletaria justa y correcta, cuya jefatura es indispensable no solo para la revolución peruana sino para la revolución proletaria mundial pues generando y desarrollando el pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica estratégica, específica y principal ha pasado a resolver sus nuevos y complejos problemas haciendo el balance de sus 150 años definiendo el término de la primera, grandiosa e imborrable etapa estableciendo el rumbo, las bases, la estrategia y táctica de su segunda etapa y aportando decisivamente un nuevo desarrollo del marxismo. Por eso es perentorio que los comunistas y revolucionarios del mundo aunemos esfuerzos en esta lucha porque la revolución peruana y la revolución proletaria mundial requieren de la dirección personal del Presidente Gonzalo.

¡TERMINAR LA GUERRA CON UN ACUERDO DE PAZ ES NECESIDAD DEL PUEBLO, LA NACIÓN Y LA SOCIEDAD PERUANA EN SU CONJUNTO!

      Desde los años sesenta el Presidente Gonzalo desplegando toda la grandeza de su pensamiento, todas las energías de su resuelta voluntad transformadora y su extraordinaria pasión inextinguible por el comunismo, conformando y dirigiendo la Fracción Roja, derrotando líneas contrarias, deslindando con la llamada izquierda y especialmente combatiendo al revisionismo reconstituyó el Partido Comunista del Perú transformándolo en Partido de nuevo tipo, aprestándolo para la conquista del poder, preparó e inicio la lucha armada para transformar la sociedad peruana semifeudal, semicolonial y de capitalismo burocrático con un sistema estatal de seudo democracia burguesa y partidos políticos parasitarios, sociedad cuya opresión y explotación desde siglos atrás sume al pueblo en el hambre, la miseria, la ignorancia y el atraso que constriñe sus fuerzas productivas impidiendo el desarrollo y la democracia que las masas demandan y necesitan. La guerra popular se inició el 17 de mayo de 1980, una guerra fundamentalmente campesina dirigida por el Partido Comunista del Perú, bajo la sabia y magistral jefatura del Presidente Gonzalo; guiándose siempre por el marxismo-leninismo-maoísmo y su aplicación creadora, el pensamiento Gonzalo. Insurgió contra el viejo orden imperante combatiendo, como nadie lo ha hecho en el país, a las tres montañas que aplastan a nuestro pueblo, a barrido amplia y profundamente la semifeudalidad, combatido y desenmascarado frontalmente al capitalismo burocrático mostrándolo cabal y completamente como el sustento de la gran burguesía que dirige el Estado peruano dictadura de la violencia reaccionaria que solo evoluciona pero no destruye la base feudal de la sociedad; así como ha combatido al imperialismo principalmente yanqui deviniendo en peligro para su seguridad y en unos de sus enemigos fundamentales en el mundo.

      La guerra popular, hito imperecedero e imborrable de la historia peruana en ardorosa fragua generó un ejercito de nuevo tipo, el Ejercito Guerrillero Popular; sentó bases del Nuevo Estado, Nuevo Poder de las cuatro clases sustentado en la alianza obrero-campesina bajo la dirección proletaria del Partido Comunista del Perú, concretado en los comités populares y bases de apoyo de la Republica Popular de Nueva Democracia, así nuestro pueblo tuvo por primera vez su propio Ejercito y su propio Estado; gloriosa guerra popular marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo que quedara indeleble en la historia de la emancipación de nuestro pueblo como la más grande epopeya inigualada hasta hoy, cumbre de la revolución, base y futuro de su continuación y desarrollo inexorable, vive por siempre en los ojos y corazón de las masas, es una realidad innegable hecha por el pueblo, por los de abajo dirigidos por el Partido Comunista del Perú, por ello enarbolamos y defendemos los cinco logros de la guerra popular: 1) Es el más grandioso movimiento popular revolucionario de la historia peruana; 2) ha establecido el maoísmo como nueva, tercera y superior etapa del marxismo y concretado el pensamiento Gonzalo como arma ideológica estratégica, especifica y principal; 3) Ha elevado el prestigio del Partido Comunista del Perú al punto más alto de su larga historia y extendido su influencia y repercusión en el mundo como no la tuvo jamás; 4) Ha acumulado ingente experiencia revolucionaria actual principalmente positiva; y, 5) Ha hecho un gran aporte a la revolución proletaria mundial llegando a reconocerse como “antorcha de la revolución mundial” y al Partido como “vanguardia de choque de la revolución proletaria mundial”. Así la guerra popular, bajo la jefatura y dirección proletaria del Presidente Gonzalo se expandió a lo largo y ancho de nuestra tumultuosa geografía, conquistando en el año 90 el equilibrio estratégico, llegando a su punto más alto en junio de 92 desarrollando la construcción de la conquista del Poder en todo el país para emancipar a nuestro pueblo.

      Frente a la guerra popular el Estado peruano aplicó desde el 83 una línea y política genocida. Así el gobierno de Belaúnde basado en la alianza de Acción Popular y el Partido Popular Cristiano luego de llamarnos “abigeos” desató una sangrienta represión del pueblo y la guerra popular y posteriormente García Pérez sustentado en el APRA luego de decir que no combatiría “la barbarie con la barbarie” siguió igual camino genocida; en la década de los noventas al camino burocrático se le presentó la necesidad de llevar adelante las tres tareas: reimpulsar el capitalismo burocrático, reestructurar su Estado y aniquilar la guerra popular; circunstancia en la que asume el Poder Fujimori quien prosiguiendo similar línea y política genocida desenvolvió una guerra contrasubversiva con una estrategia sistemática, coherente y desarrollada en diferentes planos en especial el de inteligencia, logrando el mayor éxito del Estado peruano en septiembre 92 con la detención del Presidente Gonzalo, jefatura del Partido y la revolución y camarada Miriam, miembros del Comité Permanente Histórico viabilizando favorablemente su camino obteniendo avances, logros y éxitos en sus tres tareas.

      La detención del Presidente Gonzalo y la Dirección Central, el golpe más duro para el Partido, la guerra popular y la revolución peruana, pues en síntesis implicaba que la guerra popular iniciada el 80 ya no podía triunfar por el problema principal de dirección proletaria decisiva pues el Presidente Gonzalo, nuestra jefatura, establece el rumbo, lo materializa y lo mantiene para conquistar la victoria puesto que la dirección que quedó no era una dirección capaz de resolver los nuevos, serios y complejos problemas que enfrentaba el Partido, la guerra popular, la revolución peruana y la revolución proletaria mundial y proseguir en esas circunstancias significaba llevar la guerra popular a la derrota y el Partido a su destrucción. El presidente Gonzalo demostrando una vez más su condición de jefatura estratégica y decisiva y de continuador de Marx, Lenin y el Presidente Mao Tsetung haciendo un análisis concreto de la situación concreta estableció la solución correcta marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo: terminar la guerra popular iniciada el 80 mediante un Acuerdo de Paz, estableciendo la Nueva Gran Estrategia política para la IV etapa del Partido para que éste pase de tiempos de guerra cruenta a guerra incruenta bregando por ser eje de la revolución peruana y gozne de la revolución proletaria mundial. Y es por ello que el Presidente Gonzalo y camarada Miriam dirigen dos cartas al presidente de la República solicitando conversaciones que conduzcan a concretar un Acuerdo de Paz de cuya aplicación derivara terminar la guerra pues la paz ha devenido en una necesidad del pueblo, la nación y la sociedad peruana en su conjunto; producto de las cuales se desenvolvió desde junio 93 la histórica Ronda de Conversaciones que como certeramente planteara el Presidente Gonzalo: “Es innegable la importancia de la Ronda de Conversaciones concretada aun si miopemente solo se viera su simple realización, mas el logro y cumplimiento de sus objetivos haría de ella un hecho trascendental de la historia peruana contemporánea”.

      La Ronda de Conversaciones desenvuelta es de innegable importancia histórica y tiene grandes logros para el Partido y nuestro pueblo, el principal el haber establecido y difundido una Nueva Gran Estrategia para la IV etapa del Partido; terminar la guerra mediante un Acuerdo de Paz propuesto por el Presidente Gonzalo beneficia al pueblo y ha sido y es decisivo en la política peruana pues ha acortado los tiempos del término de la guerra y sirve a conducir en definitiva con la línea y política genocida del Estado peruano, defendiendo los derechos del pueblo y la nación peruana; ha servido a definir la lucha de dos líneas develando, desenmascarando y derrotando a la línea revisionista y quebrando el Bloque Escisionista; y las posiciones proletarias marxista-leninista-maoístas, pensamiento Gonzalo del Presidente Gonzalo se abren paso en el Movimiento Comunista Internacional ganando apoyo favorable dentro de él y del Movimiento Revolucionario Internacionalista.

¡ENARBOLANDO EL PENSAMIENTO GONZALO NUESTRA ARMA IDEOLÓGICA ESTRATÉGICA, ESPECÍFICA Y PRINCIPAL, DEFENDER LA UNIDAD DEL PARTIDO, ARRASAR LA LÍNEA REVISIONISTA, DEMOLER EL BLOQUE ESCISIONISTA!

      La principal responsabilidad de que no haya avanzado más la Ronda de conversaciones y concretado el Acuerdo de Paz hasta hoy es de la línea revisionista y Bloque Escisionista, encabezados por camarada Feliciano, caudillo militarista burgués, usurpador que está deviniendo en recalcitrante e impenitente revisionista, quienes se han opuesto sistemáticamente a cada iniciativa y paso dado por el Presidente Gonzalo y camarada Miriam pues aprovechando su detención, la línea derechista en gestación ya detectada en el III Pleno se desbocó y ante las Cartas solicitando conversaciones para terminar la guerra mediante un acuerdo de Paz en octubre 93, se desenfrenó estructurando una línea revisionista cuya médula es una línea militar burguesa y aglutinando un Bloque Escisionista de caudillos, puestistas y anarquistas asaltaron el Comité Central usurpando el Partido y empezaron a desenvolver los cuatro cambios revisionistas según las condiciones actuales: cambiando la dirección roja por su dirección negra, la línea proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo por su línea revisionista, el Partido Comunista por su partido revisionista, la guerra popular por su guerra militarista burguesa y enarbolando las negras banderas de “movimiento fantástico de la cabeza”, “el fusil manda al Partido” y “poder personal” en contra de los principios proletarios de la lucha de clases, el Partido manda fusil y poder para el Partido y el pueblo, desconocieron a la jefatura y levantaron al Partido contra el Presidente Gonzalo y camarada Miriam. Usurpando el sello del Comité Central emitieron el sinistro mamotreto llamado “Declaración” del 7/X/93 imputando a la lucha por un Acuerdo de Paz de “patraña”, “capitulación, traición, y violación de principios” y atacaron a probados y más antiguos dirigentes quienes a pesar de sus derroteros derechistas apoyaron al Nueva Gran Decisión y Definición, tildándoles de traidores, coludidos con la reacción y el imperialismo, montando ellos sí la más monstruosa patraña contra el Presidente Gonzalo, el Partido y la revolución pronunciándose por proseguir la guerra, convirtiendo la guerra popular en guerra militarista burguesa en contra de los intereses del Partido, de la clase y el pueblo y prosiguiendo su nefasto rumbo desenfrenadamente hunden la guerra en la derrota y llevan el Partido a su destrucción, crímenes monstruosos que arrasamos y demolemos con profundo odio de clase y que el Partido, la clase y el pueblo condenan y condenarán por siempre.

      La línea revisionista y Bloque escisionista encabezados por el camarada Feliciano que por su ceguera oportunista y su concepción revisionista sobre jefatura y dirección proletaria negaron el giro estratégico levantando las posiciones revisionistas de Teng Siao-ping se auto titularon “portadores del pensamiento Gonzalo” considerando al Presidente Gonzalo muerto y su pensamiento Gonzalo congelado como lo muestra el infame volante del comité de Familiares usurpado del 3/XII/93 que saboteó la Ronda de Conversaciones. En febrero 94 actuando peor que Del Prado y Paredes escindieron el Partido acordando en su usurpación que “se han puesto al margen del Partido todos los que luchan por el Acuerdo de Paz” expulsando así cobarde y solapadamente al Presidente Gonzalo, al Comité Permanente Histórico, a la mayoría del buró Político, del Comité Central y de dirigentes y cuadros del Partido; en junio-agosto 94 pasaron a revisar los documentos partidarios acordando los llamados “Agregados a los Fundamentos Políticos” prosiguiendo con su táctica revisionista de levantar banderas rojas contra banderas rojas, oponiendo el pensamiento Gonzalo al pensamiento Gonzalo, traficando y saqueando para proseguir su guerra militarista burguesa. En septiembre 94 el Presidente Gonzalo desenmascaró a la línea revisionista en ocho puntos y llamó a ¡Combatir al Bloque Escisionista! Y en diciembre 94 hizo el llamamiento a ¡Derrocar el Bloque Escisionista!

      Con profunda ira comunista arrasamos y demolemos la línea revisionista y Bloque Escisionista y su negra cabeza el c. Feliciano que por sus posiciones de feudo y poder personal se opusieron al traslado de la dirección al campo, por ello son responsables de entregar al Presidente Gonzalo y a la camarada Miriam; y negando por su oportunismo el giro estratégico traficaron y trafican con el Discurso del Presidente Gonzalo del 24/IX/92 levantando “Gonzalo contra Gonzalo” para proseguir su guerra militarista burguesa y oponerse al nuevo rumbo establecido por el Presidente Gonzalo: la Nueva Gran Estrategia, así como trafican con el III Pleno, cuyos acuerdos niegan pues no lo culminaron como era su obligación pero sí engañaron a la militancia diciendo que si lo hicieron y que sí había IV Plan Estratégico de Desarrollo de la guerra popular y VI Plan Militar y que se podía conquistar el poder sin la jefatura del Presidente Gonzalo; abdicando de su función de dirección y empezando a abandonar el maoísmo incumplieron la campaña estratégica por el centenario del Presidente Mao Tsetung para terminar renegando del maoísmo primero con omisiones y luego abiertamente y sólo lo invocan para arteramente pretender contraponer al Presidente Mao con el Presidente Gonzalo y cometiendo crímenes contra el proletariado internacional indujeron al error al MRI sembrando oposición a la Nueva Gran Estrategia y al jefatura del Presidente Gonzalo en el Movimiento Comunista Internacional. Niegan que la detención del Presidente Gonzalo y camarada Miriam, el golpe más duro dado al Partido y la guerra popular, desbalanceó el equilibrio estratégico en favor de la otra colina y hoy en el colmo del desvarío político dicen que “el equilibrio estratégico sigue su curso y se desarrolla” y con “movimiento fantástico de la cabeza” agitan “Impulsar la conquista del Poder desarrollando la guerra popular”, pura fraseología seudo revolucionaria pues ni siquiera hicieron balance de la guerra popular, repitieron cuatro veces la I Campaña que fuera definida por el Presidente Gonzalo y que ya registraba el giro estratégico que ellos no entendieron ni por el forro, abandonando el Plan Estratégico de Desarrollo de la guerra popular, los ejes y subejes, el Plan Estratégico de Construcción, así como las estrategias política, militar y de construcción, y sin ninguna centralización estratégica solo prosiguen acciones militaristas aisladas usando los fusiles para apuntarlos contra el Partido; así el 92 para acallar a la militancia acordaron su llamado “rescate”, acción sin pies ni cabeza que lo único que buscaba era el asesinato del Presidente Gonzalo y camarada Miriam y que fue un falso plan, un saludo a la bandera. Al desenfrenarse el 93 su línea revisionista se han opuesto a la Nueva Gran Estrategia y en su cobardía política levantan y trafican con la base de unidad partidaria acordada por el I Congreso para oponerse a la Nueva Base de unidad Partidaria establecida por el Presidente Gonzalo y aprobada por la dirección del Partido así como se oponen a terminar la guerra mediante un Acuerdo de Paz por su obcecado poder personal que ha echado por la borda los intereses del Partido, la revolución peruana y la revolución mundial, se oponen a la nueva línea política y general de la Nueva Gran Decisión y Definición de ¡Luchar por un Acuerdo de Paz y sentar Bases para el II Congreso! E imputan que el II Congreso es para negar el I. Arrasamos y demolemos las viles imputaciones de los revisionistas del Bloque escisionista contra la Nueva Gran Decisión y Definición pues ésta no es una traición, ni capitulación ni violación de principios ni desenrumbar al pueblo de la revolución, es la solución justa y correcta marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo establecida por el Presidente Gonzalo y camarada Miriam resolviendo un problema nuevo para el marxismo, es persistir en las nuevas condiciones de guerra incruenta, es defender el Partido, la revolución y el pueblo, es defender la invencibilidad de la guerra popular, pues desde las Cartas pidiendo conversaciones que conduzcan a un Acuerdo de Paz, las Fuerzas Armadas reaccionarias ya no podrán cacarear victoria completa de sus armas sobre la guerra popular y así el Presidente Gonzalo ha demostrado ante le mundo que una guerra popular marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo con una línea política justa y correcta y dirección proletaria es invencible y la decisión de terminar la guerra popular ha sido políticamente principal y decisiva para que se acorten los tiempos del término de la guerra.

      Los revisionistas del Bloque Escisionista centran su ataque contra el salto dado por el pensamiento Gonzalo como nuestra arma ideológica estratégica, específica y principal y su concreción en la Nueva Gran Estrategia pero en esencia niegan todo el desarrollo del pensamiento Gonzalo hecho por el Presidente Gonzalo en más de 30 años de línea ideológica y política justa y correcta para negar el desarrollo del pensamiento Gonzalo en la IV etapa, por eso infamar la válida fundamentación marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo con viles imputaciones pues abandonando hasta el abc del marxismo, por su metafísica e idealismo se oponen a los cambios y niegan que ha terminado una primera etapa de la revolución proletaria mundial, imputan que definir repliegue es pesimismo y con alucinación y desvarío dicen que “estamos en una ola similar a los sesenta” y levantan cualquier lucha sin diferenciar su carácter; oponiéndose a la tesis marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo de los dos caminos acordada en el Partido desde los setentas niegan que el camino se viabiliza y que el camino democrático está debilitado por problema principal de dirección proletaria por la detención del Presidente Gonzalo, garantía de triunfo, así mismo niegan lo acordado sobre las tres tareas de la otra colina; necia y obcecadamente se empecinan en proseguir la guerra negando la voz de orden del Presidente Gonzalo de terminar la guerra mediante un Acuerdo de Paz; por su concepción revisionista sobre dirección niegan el carácter estratégico y decisivo de la jefatura del Presidente Gonzalo para el Partido, la guerra popular y la revolución y auto denominándose dirección capaz usurparon el Comité Central y levantaron el Partido contra el Presidente Gonzalo y camarada Miriam y negando la teoría marxista de jefes y jefatura, repicando a Jruschov imputan “culto a la personalidad” pues para ellos cualquier caudillo militarista burgués, cualquier puestista burócrata, cualquier anarquista destructor puede ser jefatura pero los hechos de estos ocho años han probado que las tres cabezas de la línea revisionista y Bloque Escisionista no han podido atar ni desatar y han dilapidado todo el tesoro del Partido destruyendo el contingente y los aparatos despeñando la guerra en la derrota y el Partido en su destrucción. Partiendo de su negación de la jefatura del Presidente Gonzalo y del pensamiento Gonzalo han impedido usar la guerra para terminar la guerra y son los principales responsables de que no se concrete el Acuerdo de Paz. Se oponen al principio marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo que mientras haya masas y Partido todos los milagros serán hechos porque no creen en las masas, sólo las invocan para traficar y no les importa el Partido, por ello lo escindieron en febrero 94 y usando los métodos bastardos de la lucha del oportunismo burgués aplican desde el temor a debatir hasta el artero balazo para asesinar a camaradas y combatientes de la IV etapa para dominar y aherrojar a las masas.

      En septiembre 95 el Presidente Gonzalo y camarada Miriam dirigiendo a la izquierda partidaria y revolucionaria con una justa y correcta lucha de dos líneas derrotó a la línea revisionista y quebró al Bloque Escisionista llevando a que sus segunda cabeza, Nancy, que fue parte fundamental del Bloque Escisionista pues como mascarón de proa en los hechos estuvo dirigiendo burocráticamente el Partido como puestista, se autocriticara públicamente iniciándose el sellamiento de la unidad del Partido y produciéndose la tercera conmoción, que se expresó como conmoción en los de la línea revisionista y Bloque Escisionista pues los quebró y como remoción entre quienes cerramos filas y se produjo nuevo reagrupamiento creciendo el nuevo torrente rojo que defiende la vida del Partido, defensa cuyo meollo es defender su unidad y la izquierda se fortaleció. En octubre 95 el Presidente Gonzalo en “Comentario al documento escrito por camarada Feliciano negra cabeza de la línea revisionista y Bloque Escisionista arrasó y demolió, despanzurrando el mamarracho de camarada Feliciano de marzo 95, definiendo que el revisionismo desenmascarado comienza a expresarse abiertamente y que el camarada Feliciano, caudillo militarista burgués, usurpador está deviniendo en impenitente y recalcitrante revisionista.

      En septiembre 95 el camarada Feliciano abandonando y renegando abiertamente de la jefatura del Presidente Gonzalo y del pensamiento Gonzalo emite su papelucho “¡Superar el recodo desarrollando la guerra popular!”, replicando a Teng Siao-ping vocifera que “El Presidente Gonzalo dirige a través del Partido”, atacándolo pérfidamente le imputa “errores anteriores” y una vez más se desenmascara totalmente cuando plantea “tomar como fundamento político todo lo planteado anteriormente por el Presidente Gonzalo y el Comité Central”, lo que muestra una vez más que estos escisionistas solo invocan al Presidente Gonzalo y el pensamiento Gonzalo para seguir traficando, la vil imputación de “patraña” es, como ya lo desenmascaró el 94 el Presidente Gonzalo, una tapadera oportunista; como impenitentes perjuros traicionaron el compromiso de no dar un paso sin la jefatura del Presidente Gonzalo renegando del acuerdo del I Congreso, levantan al gonfalón del revisionismo, camarada Feliciano, igual que algunas posiciones no proletarias dentro del MRI que han llegado a la ignominia de imputar revisionismo de Plejanov al Presidente Gonzalo; prosiguen traficando con el III Pleno y las reuniones del Comité Central; y su orfandad y mediocridad políticas se evidencia más cuando dicen que su fundamento son las llamadas “reuniones de trabajo del CC”, falsas reuniones del espúreo CC. En sus siguientes papeluchos como su llamado “Informe sobre situación actual” ponen primero a su espúreo CC y dicen que “Presidente Gonzalo dirige sólo ideológica y políticamente” desenvolviendo más abiertamente su reniego monstruoso de la jefatura del Presidente Gonzalo y del pensamiento Gonzalo.

      Otra muestra de que prosiguen hundiéndose más en el revisionismo son sus papeluchos “Notas para tipificación del régimen como Fascismo” emitido en febrero 96 bajo el sello usurpado del Comité Central y “Notas sobre situación política” de junio 97 que son abierta negación del pensamiento Gonzalo, de la línea política general establecida en el I congreso y eventos posteriores de los cuales también reniegan, repiten viejas posiciones revisionistas de “fascismo igual represión” niegan el abc de la teoría marxista del Estado, perdiendo independencia política de clase se ponen a la cola de una de las facciones de la gran burguesía demostrando una vez más que el revisionismo es la avanzada de la burguesía en las filas del proletariado. En febrero 98 en su papelucho “¡Unir al pueblo contra la dictadura fascista genocida y vendepatria desarrollar más la guerra popular!” expresa su total abandono y negación de la jefatura del Presidente Gonzalo, del pensamiento Gonzalo y de los acuerdos partidarios y muestra su completa orfandad ideológica y política, su impotencia e incapacidad de analizar la lucha de clases hundiéndose más en su línea revisionista de proseguir la guerra sin fundamento sólido alguno, sin objetivo político claro pues convirtieron la conquista del Poder en una demagogia e hicieron del bluff y la mentira su política guía, invocan “Guerra popular hasta el comunismo” para deslizar su negra posición de “guerra eterna” ya condenada y aplastada desde el Inicio, absolutizando la guerra popular niegan que es la forma principal de lucha pero no la única y en su practica oportunista aplican las tesis revisionista de las llamadas “zonas inexpugnables” opuestas a las bases de apoyo pues han abandonado totalmente el principio maoísta de “ustedes combaten a su manera y nosotros a la nuestra”, han perdido la iniciativa y aplican la táctica de la huida y la defensa pasiva abandonando las leyes especificas de la guerra popular en el Perú establecida por el Presidente Gonzalo desenvolviendo así una guerra militarista burguesa absolutamente antimaoísta y antipensamiento Gonzalo. En sus últimos papeluchos, el llamado “Informe” de octubre 98 y en “Impulsar la conquista del poder” de mayo 99 ya ni mencionan la jefatura del Presidente Gonzalo, ni el pensamiento Gonzalo, y el maoísmo lo invocan una vez para pretender tapar su reniego monstruoso del marxismo-leninismo-maoísmo, con irresponsabilidad y desvarió inaudito declaman pues nunca fundamentan nada, pasar a “Impulsar la conquista del Poder” para proseguir con su siniestro y obcecado ataque a la línea proletaria planteando que “la guerra popular se mantiene victoriosa derrotando siniestras operaciones y campañas... y debe continuar hasta el triunfo”, rimbombante y vacua palabrería para pretender encubrir la derrota en que hunden a la guerra popular y por su línea revisionista han propiciado la creciente desintegración de las fuerzas y la detención de dirigentes, cuadros y militantes incluso la caída de las tres cabezas siendo la última la del c. Feliciano sirviendo a que el gobierno potencie su triunfalismo, posponga la solución política y prosiga la línea y política genocida del Estado peruano y a que la oposición, revisionistas y oportunistas prosigan su negra campaña contra el Presidente Gonzalo, el partido y la lucha por un acuerdo de Paz. El camarada Feliciano y los secuaces de la línea revisionista y Bloque Escisionista ya quebrado se han despeñado cada vez más llegando hasta el reniego monstruoso de la jefatura del Presidente Gonzalo, del Partido y la guerra popular oponiéndose necia y obcecadamente al rumbo para la IV etapa del Partido, hundiéndose más desenfrenadamente en el revisionismo están deviniendo en grupo no proletario. Así han llegado hasta el abierto reniego como cuando camarada Luis, tercera cabeza del Bloque Escisionista, anarco correlón y puntal podrido vociferó que “El Presidente Gonzalo ya no dirige” y le imputa de revisionismo lo que muestra que ha comenzado a transitar el camino de los renegados y está terminando su largo derrotero derechista deviniendo en impenitente y recalcitrante revisionista.

      Con profundo odio de clase e ira comunista arrasamos y demolemos la línea revisionista y Bloque escisionista y expresamos nuestra decisión de seguir librando la lucha de dos líneas hasta que no quede piedra sobre piedra de ese siniestro cuartel burgués y que todo el Partido se una en torno al Presidente Gonzalo, la Dirección central y la línea proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo. Emplazamos al camarada Feliciano, caudillo militarista burgués, usurpador a que agache la cabeza ante el presidente Gonzalo, al partido y el pueblo y si algo le queda de trilogía comunista se autocritique y asuma responsabilidad de los crímenes cometidos contre el presidente Gonzalo, el Partido, la clase, el pueblo, la revolución peruana y la revolución proletaria mundial, que asuma su responsabilidad por la entrega del Presidente Gonzalo y el Comité permanente Histórico, por la derrota de la guerra y la destrucción del Partido y la posposición de los tiempos para la emancipación de la clase y nuestro pueblo. Lo emplazamos a que haga acciones meritorias para resarcir en algo el daño causado y a que sirva al sellamiento de la unidad del Partido, si no lo hace culminará su derrotero derechista como impenitente y recalcitrante revisionista.

      Llamamos a toda la militancia del Partido y especialmente a los comunistas, combatientes y masas del Comité Regional del Huallaga y del Comité Zonal de ayacucho a que potenciando su trilogía, su posición de clase, espíritu de partido y desinterés absoluto den el giro asuman la voz de orden del Presidente Gonzalo, nuestra Jefatura, a que aplasten la línea negra de proseguir y asuman la línea roja proletaria de terminar la guerra y cierren filas con el Presidente Gonzalo, la Dirección Central y la línea proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo, pasando a conformar el nuevo torrente rojo luchando por la IV etapa del Partido. La vida del Partido esta en riesgo, no debemos permitir que sea destruido.

      Estamos plenamente concientes que la lucha decisiva actual en que estamos combatiendo a la línea revisionista y Bloque Escisionista, la línea negra más peligrosa y siniestra de la historia del Partido encierra dos graves problemas: derrota de la guerra y destrucción del Partido, en esencia se trata de defender la invencibilidad de la guerra popular y que el Partido no sea destruido pues con Partido y masas todos los milagros serán hechos. Es por ello que en esta dura, compleja y riesgosa lucha en que está en riesgo la vida del Partido, los miembros del Comité Central reiteramos nuestra decisión de persistir en defender la vida del Partido convencidos que defender su unidad contra viento y marea demanda arrasar la línea revisionista y demoler el Bloque Escisionista y sólo puede hacerse enarbolando, defendiendo y aplicando el pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica estratégica, especifica y principal y su concreción en la Nueva Gran Estratégica política, y todo lo que deriva para la IV Etapa del partido bajo la jefatura y dirección personal del Presidente Gonzalo. Reiteramos nuestra indoblegable decisión de empeñar nuestras vidas en luchar por romper el aislamiento del Presidente Gonzalo y camarada Miriam, por su presentación pública y luchar por su libertad convencidos que sin Presidente Gonzalo y pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica estratégica, especifica y principal, no hay IV etapa del Partido.

¡REPUDIAR LA CAMPAÑA NEGRA CONTRA EL ACUERDO DE PAZ!. COMBATIR LA LÍNEA Y POLÍTICA, GENOCIDA DEL ESTADO PERUANO Y EL PLAN DE “PACIFICACIÓN”. ¡LUCHAR POR UN ACUERDO DE PAZ NECESIDAD DEL PUEBLO, LA NACIÓN Y LA SOCIEDAD PERUANA EN SU CONJUNTO!

      Mientras que el partido Comunista combate resueltamente por un acuerdo de Paz que termine la guerra porque la paz ha devenido en necesidad del pueblo, la nación y la sociedad peruana en su conjunto en defensa de los intereses y perspectiva histórica del pueblo y la nación peruana; la oposición, el oportunismo y el revisionismo desataron siniestra campaña contra el presidente Gonzalo y la camarada Miriam y la lucha por un acuerdo de Paz para oponerse arteramente a que se concrete pues desde que las Cartas fueron difundidas lanzaron infamia y lodo emponzoñando el ambiente imputando “lavado de cabeza”, “capitulación” , “servicio a Fujimori”, “cobardía” atacando frenéticamente la lucha por un acuerdo de Paz urgidos por su interés y apetitos de lacayos y policastros por afanes electoreros y mezquinos intereses de grupo y facción, de caducos y parasitarios partidos políticos por que la lucha por un acuerdo de paz sirve al pueblo y ellos son sustentadores del viejo orden sirvientes del imperialismo y la reacción; han actuado en convergencia objetiva con la línea revisionista y Bloque Escisionista usando la prosecución de la guerra para sus pugnas y contiendas con el gobierno, por eso se oponen rabiosamente a que el Presidente Gonzalo sea presentado ante la prensa para que fundamente la lucha por un Acuerdo de Paz que termine la guerra pues no les importa el costo en vidas, tiempo y mayor enfrentamiento social que implica la prosecución de la guerra demostrando una vez más que jamás les ha importado los intereses del pueblo y la nación, y que solo trafican con las necesidades de las masas pues su virulento ataque contra el Presidente Gonzalo y el acuerdo de Paz fue su reacción para conjurar que el gobierno obtenga solo, sin participación, un éxito con el término de la guerra buscando usufructuar al máximo la sangre vertida en la guerra popular pues arteramente trafican con los genocidios de Barrios altos, la Cantuta y otros hechos genocidas que son parte de la línea genocida del Estado peruano que precisamente el Acuerdo de Paz busca poner término en definitiva.

      Durante estos siete años esta campaña negra no ha cesado pues siguen oponiéndose a que la guerra popular termine mediante un acuerdo de paz, los mismos que ayer levantaron el dialogo para contener el desarrollo de la guerra popular mientras buscaban ahogarla en sangre avalando y/o perpetrando genocidios tramando nuestra destrucción hoy claman nuestro aplastamiento a sangre y fuego, atizan el triunfalismo del gobierno y exigen mayor restricción para el Presidente Gonzalo y camarada Miriam resultando que los autotitulados “demócratas”, “defensores de los derechos humanos” son los que están en contra de una solución política mostrando una vez más su real entraña reaccionaria y genocida, por eso han proseguido su rabioso ataque imputando “cartas abyectas”, “el Acuerdo de Paz es una táctica” y en sus contiendas con el gobierno agravadas por la coyuntura electoral enarbolando las traposas banderas de los “derechos humanos” y “defensa de la democracia” promueven la injerencia de la superpotencia hegemónica única el imperialismo yanqui violando la soberanía nacional ponen en peligro de desintegración a la sociedad peruana; y en la coyuntura actual hablan de “reconciliación nacional” pero de explotadores reduciéndole al manejo de las contradicciones entre el gobierno y la oposición para seguir oprimiendo y explotando y están en contra de la verdadera reconciliación nacional derivada de un acuerdo de Paz que necesita el pueblo.

      Desenmascaramos y combatimos la línea y política genocida del Estado peruano que sigue aplicando el actual gobierno reaccionario de Fujimori que potenciando las posiciones triunfalistas dentro de él y dejándose presionar por la oposición deja de lado el acuerdo de paz que es la justa solución política para el termino de la guerra sin ver que el estado y la propia sociedad peruana requieren de paz para desenvolver y que sus pugnas y contiendas mezquinas pueden llevar a volar sus planes y a la desintegración de la sociedad, prosigue aplicando su plan de “pacificación” y “consolidación de pacificación” esto es terminar la guerra a sangre y fuego negando los derechos fundamentales del pueblo y cometiendo crímenes contra las masas populares prosiguen las persecuciones, detenciones, torturas, bombardeos como los que han ejecutado en el Huallaga y en la ceja de selva de Junín y Ayacucho con el objetivo de aniquilar la guerra exterminando a los comunistas y revolucionarios como el mismo Fujimori declarara en forma triunfalista el 8/X/99: “... lo que hay es una orden mía para terminar, erradicar todo vestigio tanto de Sendero luminosos como del MRTA para que no quede ninguna semilla que más tarde pueda germinar...” y “..., procederemos militarmente y los vamos a exterminar...”; así vemos claramente que el gobierno de Fujimori potencia la solución puramente militar, al aplastamiento y derrota de la guerra negando el trato político por eso desatan campañas contra el Partido, la guerra popular, los comunistas y revolucionarios imputándonos de “asesinos”, “terroristas” generando opinión pública en contra y con cinismo y entraña reaccionaria encubren los genocidios perpetrados desde el 83 pintándose de victimas y acusando al Partido y al presidente Gonzalo de los 25.000 muertos en la guerra popular cuando la inmensa mayoría de ellos son camaradas, combatientes y masas que han dado su vida en acciones o han sido asesinados en los genocidios, héroes cuya sangre ha regado generosa el brillante camino de la revolución peruana.

      Iniciada la histórica Ronda de Conversaciones no prosiguió hasta culminar su objetivo por la principal responsabilidad de la línea revisionista y Bloque Escisionista y quedó congelada en diciembre 93 reanudándose en junio 95 producto de lo cual se difundieron por televisión las autocríticas públicas de algunos camaradas en septiembre y octubre 95, pero al proseguir la necia obcecación del camarada Feliciano y la línea revisionista y Bloque Escisionista ya quebrado en contra del Acuerdo de Paz sirvió a potenciar el triunfalismo del gobierno que dejando de lado la solución política, se ha negado hasta hoy que el Presidente Gonzalo y camarada Miriam seas presentados públicamente para que fundamente la lucha por un Acuerdo de Paz, e hicieron el llamamiento a los camaradas y combatientes enfangados en la línea revisionista y Bloque Escisionista y se declararse el término de la guerra iniciada el 80 por eso Fujimori últimamente en medio de la agudización de sus contradicciones ha negado el desenvolvimiento de la ronda de Conversaciones imputando de “táctica” a la lucha por un acuerdo de Paz; prosiguiendo con su línea y política genocida y creciente represión militar dentro de su plan de “pacificación”, “acabar con los rezagos de terrorismo” lo que implica la “paz de los cementerios y de las bayonetas” opuesta a la paz derivada de Acuerdo por que ello permitirá concluir con la línea y política genocida del Estado peruano, se oponen a una solución política y sólo conciben proseguir sus métodos reaccionarios de “quemar todo, robar todo, matar todo”. “Acabar con los rezagos del terrorismo” significa mantener el aislamiento absoluto y perpetuo del presidente Gonzalo y camarada Miriam en la Base naval del Callao, hacinar más las prisiones en las que ya hay 4,000 prisioneros de guerra, que los familiares de los 7,000 desaparecidos prosigan buscándolos sin encontrar respuesta, la persecución de más de 14,000 requisitoriados, el hostigamiento y persecución de los familiares de los prisioneros de guerra, es seguir traficando y usando la situación de un millón de desplazados internos en el Perú, significa que miles de refugiados que están en distintos lugares del mundo no puedan retornar al país, es mantener el siniestro sistema carcelario de aislamiento y aniquilamiento sistemático y sofisticado para destruir a los revolucionarios, principalmente a los comunistas, es proseguir son las leyes de excepción como garrotes contra el pueblo; y es precisamente esta política y ese conjunto de hechos que usan en su contienda las facciones de la gran burguesía peruana, tanto el gobierno como la oposición en su lucha por el poder lo que acentúa la debilidad y riesgo de la nación peruana y facilita la intromisión, intervención y agresión imperialista de la superpotencia hegemónica única, del imperialismo yanqui ya sea directa o a través de organismos internacionales o regionales bajo su influencia como la OEA. Por ello el Acuerdo de Paz sigue siendo una necesidad para el pueblo, la nación y la sociedad peruana en su conjunto y es miopía política pretender concluir la guerra sólo por represión militar y aplastamiento a sangre y fuego dejando sin resolver los problemas derivados de la guerra interna acrecentando el enfrentamiento social, mayor costo, encono y resentimiento pues como ya el presidente Gonzalo planteara en el punto 10 de Lineamientos para Documento de Bases: “Conforme la paz vaya estableciéndose, la legislación debe ajustarse al más estricto respeto de los derechos fundamentales, tanto de la persona como los económicos y sociales; así mismo atender las demandas del pueblo por democracia y desarrollo, fundamentalmente sus demandas básicas. Plan especial de desarrollo para las zonas afectadas por la guerra que beneficie, principalmente al campesinado, a las masas pobres de las barriadas y a los trabajadores prestando atención sustantiva a los inválidos, huérfanos y viudas de guerra.”

      Por todo ello demandamos al gobierno de Fujimori la presentación pública del Presidente Gonzalo y camarada Miriam para que fundamente la lucha por un Acuerdo de Paz que termine la guerra, el cese de su aislamiento absoluto y perpetuo, pues esto servirá a concretar el Acuerdo de Paz y lograr la verdadera reconciliación nacional propuesta ya por el presidente Gonzalo y camarada Miriam el 93 en el documento citado: “11. ley de amnistía general que sirva a la reconciliación nacional: sin vencedores ni vencidos; sin represalias, venganzas, persecuciones ni restricciones personales contra nadie, pues sólo complicarían la ardua tarea de cumplir el Acuerdo de Paz que ambas partes se comprometen”.

¡EXIGIMOS LA PRESENTACIÓN PÚBLICA DEL PRESIDENTE GONZALO PARA QUE FUNDAMENTE LA LUCHA POR UN ACUERDO DE PAZ QUE TERMINE LA GUERRA!

      Los miembros del Comité Central con profunda convicción comunista reafirmamos que 150 años de revolución proletaria mundial han generado tres luminarias inmarcesibles Marx, Lenin y el Presidente Mao Tsetung y su gran continuador el Presidente Gonzalo, jefatura del Partido y la revolución, quien en más de 30 años de heroica y tenaz brega ha reconstituido el partido, iniciado y desarrollado la guerra popular y en medio de ella ha definido el maoísmo como nueva, tercera y superior etapa del marxismo ha establecido el rumbo y abierto la IV etapa del Partido y desarrollando el pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica estratégica, especifica y principal ha entrado a resolver los nuevos y complejos problemas de la revolución proletaria mundial es este difícil momento de repliegue político general habiendo hecho el balance de sus ciento cincuenta años, definiendo la Base de Unidad Proletaria Mundial: la ideología, el marxismo-leninismo-maoísmo, el programa de las revoluciones democráticas, socialista y cultural, y la línea política general con su centro la línea militar que es la guerra popular. Ha establecido que la revolución proletaria mundial enfrenta un repliegue político general estratégico y global, tercer repliegue signado por la restauración y producto de las dos grandes derrotas sufridas por el proletariado internacional, la restauración en la URSS el 56 y en China el 76 ambas por la siniestra acción del revisionismo, en medio de la ardorosa batalla entre restauración y contrarestauración, y la que hoy vemos y veremos no son sino estremecedoras convulsiones del hundimiento y derrota de lo nueva a manos de lo viejo pero no son sino un fracaso transitorio pues cualquiera sean los fracasos llevaran a la victoria final.

      Así como ha definido la situación de la reacción mundial: el imperialismo desata una ofensiva general que tiene como base material su recuperación transitoria pero su ley es desenvolverse en lenta y larga agonía pero inexorable muerte; dicha ofensiva encabezada por el imperialismo yanqui que se desenvuelve como superpotencia hegemónica única, gran gendarme mundial y enemigo de los pueblos del mundo que prosigue desenvolviendo agresiones directas o bajo banderas de la ONU o la OTAN o a través de planes regionales como el denominado “Plan Colombia”, apuntando a demoler lo más posible y conjurar la revolución de las naciones oprimidas y del pueblo para imponer su orden imperialista en todo el orbe sacando el mayor provecho posible del repliegue, pero la agresión imperialista engendra la reacción mundial y nuevamente se enarbola la consigna “¡Yankees, go home!”.

      El Presidente Gonzalo resolviendo los nuevos problemas del marxismo desarrolla la tesis marxista-leninista-maoísta sobre el imperialismo especificando que la globalización es la mayor socialización de la producción que el imperialismo desenvuelve la globalización que expande su dominio explotador y opresor en beneficio de Estados Unidos principalmente y que generó su primera gran crisis económica mundial desde 1997, la globalización y el neoliberalismo generan una desocupación creciente y las siete plagas que asuelan el orbe, lo que engendra respuesta del proletariado y pueblo que luchan y combaten desenvolviendo verdaderas luchas políticas enarbolando reivindicaciones generales y necesidades comunes pues en esencia la mayor socialización de la producción madura la necesidad de transformar la sociedad, por ello concluye el Presidente Gonzalo que ¡EL VIEJO TOPO SIGUE HOZANDO! Estableciendo la perspectiva y desarrollo de la futura nueva gran ola de la revolución proletaria mundial guiada por el maoísmo.

      Estamos concientes de que el desarrollo de la revolución proletaria mundial demanda verdaderos Partidos Comunistas marxistas-leninistas-maoístas que sean la garantía en cuanto dirigentes del rumbo comunistas al cual se llegará a través de la guerra popular que es el camino guiada por la ideología del proletariado, el marxismo-leninismo-maoísmo y por ello es que bregamos por desarrollar la IV etapa de Partido para que cumpla su papel de eje y gozne de la revolución peruana y revolución proletaria mundial bajo la dirección del presidente Gonzalo cuya jefatura estratégica y decisiva es indispensable no sólo para la revolución peruana sino también para la revolución proletaria mundial pues el presidente Gonzalo es quien representa más fielmente los intereses del proletariado, su ideología, su política, su concepción y su práctica cotidiana, su desinterés personal y su servicio al pueblo de todo corazón y por su gran solidez teórica, su profunda comprensión de la historia y su gran manejo práctico de la política es el más grande marxista-leninista-maoísta viviente sobre la faz de la tierra, por eso así como es necesidad perentoria que dirija personalmente el repliegue político y militar de la revolución peruana también lo es que dirija personalmente el repliegue política general de la revolución proletaria mundial. En síntesis, la revolución peruana y la revolución proletaria mundial necesitan de la jefatura y dirección proletaria del Presidente Gonzalo, es necesidad del proletariado internacional y los pueblos del mundo el poner fin al aislamiento absoluto y perpetuo del Presiente Gonzalo y la camarada Miriam.

      Por ello, llamamos al proletariado internacional y proletariado peruano, a los Partidos Comunistas y organizaciones comunistas, revolucionarias y populares a apoyar como han hecho antes a la revolución peruana que requiere terminar la guerra mediante un acuerdo de Paz, lo que demanda Luchar por el cese del aislamiento absoluto y perpetuo del Presidente Gonzalo y camarada Miriam, luchar por su presentación pública para que fundamente la lucha por un Acuerdo de Paz que termine la guerra y bregar junto con el Partido Comunista del Perú, la clase y el pueblo peruano por lograr la libertad del presidente Gonzalo y camarada Miriam y apoyarnos en defender la vida y unidad del Partido Comunista del Perú para que éste desarrolle su IV etapa histórica al servicio de la revolución proletaria mundial.

¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO JEFATURA DEL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN CONTINUADOR DE MARX, LENIN Y EL PRESIDENTE MAO TSETUNG, CENTRO DE UNIFICACIÓN PARTIDARIA Y GARANTÍA DE TRIUNFO HASTA EL COMUNISMO!

¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ HOY Y SIEMPRE!

¡VIVA EL MAOÍSMO! ¡ABAJO EL REVISIONISMO!

¡ENARBOLANDO EL PENSAMIENTO GONZALO, NUESTRA ARMA IDEOLÓGICA ESTRATÉGICA, ESPECÍFICA Y PRINCIPAL, DEFENDER LA UNIDAD DEL PARTIDO, ARRASAR LA LÍNEA REVISIONISTA Y DEMOLER EL BLOQUE ESCICIONISTA!

¡SEGUIR LUCHANDO POR UN ACUERDO DE PAZ QUE TERMINE LA GUERRA Y SENTAR BASES PARA EL SEGUNDO CONGRESO!

¡EXIGIMOS LA PRESENTACIÓN PÚBLICA DEL PRESIDENTE GONZALO PARA QUE FUNDAMENTE LA LUCHA POR UN ACUERDO DE PAZ QUE TERMINE LA GUERRA!

¡EXIGIMOS EL CESE DEL AISLAMIENTO ABSOLUTO Y PERPETUO DEL PRESIDENTE GONZALO Y CAMARADA MIRIAM!

¡POR UN ACUERDO DE PAZ QUE SIRVA A LA RECONCILIACIÓN NACIONAL!

¡COMBATIR HASTA EL FIN AL IMPERIALISMO YANQUI, SUPERPOTENCIA HEGEMÓNICA ÚNICA, GENDARME MUNDIAL Y ENEMIGO DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO!

¡YANKEES, GO HOME!

Perú, octubre 2000

PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ