Comunicado del Partido Comunista de Nepal (Maoísta)

Lanzado con motivo del gran séptimo aniversario

Apreciadas masas:

La histórica guerra popular iniciada bajo la dirección del Partido Comunista de Nepal (Maoísta), la gloriosa vanguardia del proletariado nepalés, con el gran objetivo de liberar a las clases, naciones, regiones y géneros oprimidos, transformando radicalmente la sociedad nepalesa semifeudal y semicolonial, al cumplir su séptimo aniversario el 13 de febrero, empezó su octavo año. En tiempos normales, siete años son un lapso corto desde el punto de vista histórico. Pero desde el punto de vista de la rebelión de las masas, de dedicarse y de hacer sacrificios en la lucha contra el poder feudal basado en la alianza del feudalismo y el imperialismo, el lapso de siete años, comprimido en medio de tormentas, ya es un suceso inolvidable en los cientos de años de la historia de Nepal. La gran guerra popular iniciada hace siete años se ha desarrollado a la etapa del equilibrio estratégico, con ejemplos sin precedente de valor, ingenio y sacrificio en la guerra contra las fuerzas armadas del feudalismo y del imperialismo. El gran Ejército Popular de Liberación ha mostrado su superioridad e invencibilidad militar en los últimos 14 meses haciendo añicos la arrogancia de la reacción. Todas las clases, nacionalidades, comunidades oprimidas, la comunidad madhesi, los pueblos de Karnali y Seti-Mahakali, las masas femeninas que cubren la mitad de la tierra y sostienen la mitad del cielo, que han sido las víctimas de cientos de años de explotación, represión, desgracias, discriminación y atropellos, han impulsado el derecho a la autodeterminación en todo el campo asumiendo la guerra popular como estandarte de la liberación, libertad y orgullo propio. En síntesis, la guerra popular ha alcanzado un nivel cualitativo, sorprendiendo al mundo en el proceso de construir un nuevo Nepal basado en la justicia, igualdad e independencia y de destruir el viejo Nepal apuntalado por la explotación, discriminación e injusticia. Los avances históricos logrados en la formación del nuevo Nepal provienen del desarrollo del marxismo-leninismo-maoísmo y el Camino Prachanda en la síntesis ideológica del Partido, el desarrollo del gran Ejército Popular de Liberación con la formación de brigadas en el campo de batalla, el Consejo Unido del Pueblo Revolucionario, embrión del poder central y el desarrollo del nuevo poder popular en todo el campo, y el ejercicio y desarrollo de la autonomía regional, nacional y de clase.

¡Estimadas masas!:

En este proceso, todos hemos visto que se han logrado estos grandes avances históricos con la sangre de miles de las mejores hijas e hijos del pueblo nepalés, mutilando, lisiando y violando tumulturariamente a miles de hermanas, oprimiendo y torturando a miles de hijos e hijas en las mazmorras del poder feudal y derramando las lágrimas, dolores, penas y torturas indescriptibles de millones de víctimas. Con motivo del histórico aniversario de la gran guerra popular, el Partido Comunista de Nepal (Maoísta) recuerda con un saludo revolucionario a los casi 5.500 mejores hijas e hijos, entre ellos los Camaradas Suresh Wagle, Ram Brikshya Yadav y Rit Bahadur Khadka, quienes ofrendaron la vida, el recurso máximo y excelso de cada quien, y jura luchar hasta el final para plasmar el sueño de esos grandes mártires inmortales. Asimismo, el Partido manda un saludo revolucionario a los heridos y lisiados, a las víctimas de tortura en las mazmorras del enemigo y a todos los combatientes y masas que viven el terror y atropellos que desata el enemigo en las aldeas, pueblos y parajes. Y nuestro Partido tiene una deuda para con el Movimiento Revolucionario Internacionalista, del cual es participante, y le envía un saludo revolucionario al mismo y a los revolucionarios de todos los países que desde el inicio ayudan a la guerra popular de Nepal con las excelsas ideas del internacionalismo proletario.

¡Apreciadas masas populares!

Como se sabe, hace unos días se declaró un cese al fuego entre el viejo poder y el nuevo poder popular, en medio del choque de dos ideologías, dos ejércitos y dos gobiernos, en un momento en que la gran guerra popular ha alcanzado la etapa del equilibrio estratégico y prepara una contraofensiva. Nuestro Partido define el cese al fuego como una expresión del equilibrio estratégico en el contexto de la correlación internacional de poder de hoy. Declaramos un cese al fuego después de que el viejo Estado generó un ambiente conducente retractando sus mentiras acerca de nuestro Partido y el movimiento y declarando un cese al fuego. Sin duda, el frente de las conversaciones de paz, expresión del equilibrio estratégico, es otro frente de guerra de forma distinta. En concreto, a los comunistas nos encantaría que las masas recibieran el Poder sin violencia y obtuvieran sus derechos por medio del diálogo. El proletariado y las masas trabajadoras nunca han sido los iniciadores de la violencia. La necesidad de resistirse a la violencia desatada contra las masas por las clases dominantes reaccionarias hace avanzar la revolución. Es imposible dejar la resistencia a menos que las masas se liberen de la explotación y atropellos. No obstante, nuestro Partido ha entrado al proceso del diálogo con mucha seriedad. Por nuestra parte, en las negociaciones nos esforzaremos con mucha seriedad y responsabilidad por resolver los problemas de la nación y del pueblo, como democracia y medios de vida para el pueblo. Celebraremos un diálogo a favor de los intereses fundamentales del país y de las masas, estaremos vigilantes y cautelosos ante cualquier conspiración del reaccionario Estado, los imperialistas y los expansionistas. No obstante, no se podrá obtener una solución positiva en las negociaciones sin la participación activa de las masas, las protagonistas de la historia. Así, nuestro Partido llama firmemente a hacer que se celebre el diálogo no sólo entre nuestro Partido y el viejo régimen, sino también con todos los partidos políticos, intelectuales y las amplias masas, a fin de que dé resultados por la causa del país y del pueblo. Sin la participación activa de las masas, será difícil obtener resultados significativos del diálogo.

En este contexto, queremos poner en claro para las amplias masas que no haremos ningún compromiso que vaya contra los intereses fundamentales del país y del pueblo. En caso de que haya fraudes, conspiraciones y engaños contra los intereses fundamentales y contra las fuerzas de la guerra popular, continuaremos la guerra y romperemos el cese del fuego. De nuestra parte, lucharemos al máximo por promover una solución política por medio del diálogo pacífico. Para repetir, quisiéramos reiterar que no es posible obtener una solución favorable en el diálogo con el viejo régimen sin la iniciativa y participación activa de todas las fuerzas políticas pro-populares y principalmente de las masas.

Actualmente, Nepal pasa por la situación más crítica y transicional de su historia política. Hoy, sin cambios cualitativos de la estructura económica, política y cultural, el país no podrá avanzar. En esta situación, los diversos centros de las fuerzas reaccionarias han estado aumentando sus maniobras e intervenciones contra Nepal y el pueblo. Por tanto, es necesaria una solución democrática del pueblo, incluso para fortalecer la unidad nacional del país.

 

Unámonos para transformar el proceso del diálogo en un proceso de construir un Nepal progresista que unifique el país entero.

¡Viva el séptimo aniversario de la gran guerra popular!

13 de febrero de 2003

Prachanda

Presidente, Comité Central del Partido Comunista de Nepal (Maoísta)