¡Proletarios de todos los países, uníos!

 

¡Rechazo a las elecciones reaccionarias!

¡VOTO EN BLANCO!


      ¡Pueblo peruano! Más de cuatrocientos años soportas una dura y cruel explotación, bajo oprobioso dominio extranjero, violenta opresión de explotadores nativos y sangrienta represión del Estado reaccionario.

      ¡Pueblo peruano! Hoy, después de que la dictadura genocida vendepatria de Fujimori y Montesinos, que significó un mayor reforzamiento de tus cadenas, se ha hundido en el infierno y ha asumido un gobierno de transición encabezado por Paniagua, se abre una posibilidad de democratización de la sociedad peruana y de solución política a los problemas derivados de la guerra interna. El pasado mes de abril se han desenvuelto elecciones presidenciales y hoy se aprestan a desenvolver la segunda vuelta, para elegir entre dos candidatos: Toledo y García Pérez, quienes con palabras demagógicas  y falsas promesas, pretenden  embaucarte, una vez más, para atarte al carro de la explotación y cruenta opresión que han impuesto e imponen con el lenguaje de la violencia  reaccionaria y con farsas electorales, pues ninguno de los dos candidatos representa los intereses del pueblo.

      Pero ¿Qué demuestra la historia del país? ¿Qué va a ganar el pueblo con las elecciones? ¡Nada va a ganar el pueblo con las elecciones! Pues, como dijo Marx, éstas sólo significan que "a los oprimidos se  les autoriza cada cierto número de años a elegir qué miembros de la clase explotadora han de oprimirles y aplastarles en el parlamento". Las elecciones son sólo una renovación de explotadores que no beneficia al pueblo, ya que los de arriba no pueden construir una verdadera democracia, sino que desenvuelven una dictadura terrateniente-burocrática, ya sea mediante un gobierno civil o militar, desenvuelve una falsa democracia de falsos derechos y libertades, de falsa preocupación por las necesidades elementales del pueblo y de real opresión y explotación al servicio de las clases explotadoras y del amo imperialista, principalmente yanqui, que te hunde y te hundirá cada día más en el hambre, la desocupación, la ignorancia, la enfermedad, la miseria creciente y la represión redoblada.

      ¡Pueblo peruano! Pero tu historia también es de rebelión y combates; es la historia de la lucha del proletariado, como clase dirigente, del campesinado, en especial del pobre, que pugna y combate por tierra para quien la trabaja, de las masas populares que viven del sudor de su frente, de tus mejores hijos que te ofrendan la vida, de tus pueblos que despiertan más y más para combatir por tu libertad, por tu emancipación. En síntesis, pueblo nuestro, tu historia es la heroica e inmarcesible lucha de las masas populares, es la lucha por un pan para tus hijos, por la educación que abre las mentes y los hace más conscientes, por el restablecimiento y defensa de tus derechos fundamentales conculcados y negados, por la defensa de tus derechos laborales, beneficios y libertades conquistados al precio de tu sangre, por tu emancipación definitiva y por la creación y forja de un nuevo mundo para tus hijos.

      ¡Pueblo peruano! Desde mayo del 80, tus mejores hijos, siguiendo tu luminoso ejemplo, libraron la gloriosa guerra popular del pueblo peruano, dirigida por el Partido Comunista del Perú, marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo, bajo la Jefatura del Presidente Gonzalo, desarrollándola hasta alcanzar el equilibrio estratégico en el 90 y su punto más alto en el 92, plasmándolo como el más grande movimiento social revolucionario de la historia peruana, grandiosa gesta de las masas inigualada hasta hoy que no pudo culminar porque en septiembre 92 se produjo la detención del Presidente Gonzalo y el Comité Permanente Histórico del Partido Comunista del Perú, produciéndose un giro estratégico, por  lo cual nuestra Jefatura llamó en octubre del 93 a terminar la guerra mediante un Acuerdo de Paz, solución política que no pudo concretarse por la oposición de una parte nuestra y por la oposición de la camarilla de la dictadura genocida vendepatria de Fujimori Montesinos. Así, la guerra popular iniciada el 80 ha terminado por derrota, pero aún subsisten problemas derivados de esta guerra interna que requieren de una solución política, de ahí que nos encontremos desenvolviendo una campaña con 5 puntos:

    1. Solución política a los problemas derivados de la guerra.
    2. Verdadera amnistía general en función de una futura reconciliación nacional.
    3. Democratización de la sociedad peruana.
    4. Producción nacional y trabajo para el pueblo.
    5. ¡Cierre del penal militar de la Base Naval del Callao!

      Cinco puntos por los que todos los hombres revolucionarios que queremos que este país se transforme debemos luchar, pues son una necesidad no sólo del Partido Comunista sino también del pueblo, la nación y la sociedad peruana en su conjunto. Por eso rechazamos arteramente se nos impute el atentado del 16 de mayo cerca del Jurado Nacional de Elecciones como parte de la campaña negra  de conspicuos fujimoristas de la camarilla de Fujimori y Montesinos que, así como ayer, hoy se oponen a una solución política y claman porque se prosiga aplicando la línea y política genocida del Estado peruano y aclaramos que esa supuesta acción no ha sido hecha por el Partido Comunista del Perú.

      ¡Pueblo peruano! Hoy, que desenvolvemos la lucha política y la noche empieza a retroceder, saludamos las combativas luchas que vienes desenvolviendo e impulsando el movimiento popular para salir del repliegue y ante la presente coyuntura electoral, te llamamos a no permitir que te desvíen de tu camino y reivindica tu derecho a expresar tu voluntad de rechazo a las elecciones para que se plasme, una vez más, la tendencia a no esperar nada de las elecciones ni de un nuevo gobierno pues sabemos que por ese camino no hay solución. Este 3 de junio expresa tu rechazo a las elecciones del viejo y caduco orden mediante el VOTO EN BLANCO y desarrollando el camino del pueblo, persistiendo en nuestro rumbo, construyamos el futuro, lo que demanda enarbolar, defender y aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo y el Pensamiento Gonzalo, nuestra arma ideológica, estratégica, específica y principal y reconstituir el Partido Comunista bajo jefatura y dirección personal del Presidente Gonzalo, para continuar el inacabado camino hacia lo real, la nueva y futura sociedad tantas veces soñada: el Comunismo que inexorablemente fructificará en la tierra.

 

¡Viva el Presidente Gonzalo, Jefatura del Partido y la revolución, continuador de Marx, Lenin y el Presidente Mao Tse-tung, centro de unificación partidaria y garantía de triunfo hasta el Comunismo!

¡Gloria al Marxismo-Leninismo-Maoísmo invicto e inmarcesible!

¡Defender el Partido Comunista del Perú!

¡VOTO EN BLANCO!

 

Perú, Mayo del 2001.

 

PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ