¡Viva el 15 Aniversario del Día de la Heroicidad!

      Con profunda vocación internacionalista, saludamos a los pueblos del mundo y al pueblo peruano este 18 y 19 de Junio, fecha histórica donde rendimos homenaje a los 300 Prisioneros de Guerra del Partido Comunista del Perú que fueron cobardemente asesinados en 3 penales de Lima: Lurigancho, El Frontón y Callao por el gobierno del genocida Alan García Pérez

      El 18 y 19 de Junio de 1986 ha quedado registrado como el más vil y execrable crimen premeditado con alevosía para aplastar la guerra popular que en esos años se desarrollaba en el Perú y aniquilar a los prisioneros de guerra, quienes con una resistencia feroz inflingieron la más grave derrota política, militar y moral al genocida gobierno aprista haciendo saltar y definir su dilema de servir a la gran burguesía, a su facción burocrática para desarrollar fascismo y corporativismo, quedando para siempre bañado en sangre el genocida García Pérez y el partido aprista. Así se plasmó el ¡Día de la heroicidad!; con la trilogía monumental desplegada en las tres "Luminosas Trincheras de Combate": Lurigancho, El Frontón y Callao.

      El heroismo desplegado por los prisioneros de guerra, arrancaron al Estado y a la reacción peruana ¡Lauros de Gloria!; porque la sangre de los mejores hijos del pueblo sirvió para regar y fructificar la revolución y la guerra popular que avanzaba pujante. Asimismo, demostró la desesperación e incapacidad del Estado para frenar la guerra popular, teniendo que atacar cobardemente a la parte más débil de ella; a prisioneros desarmados.

      El Estado peruano desarrolló siempre una línea y política genocida para frenar el avance de la guerra popular surgiendo así los genocidios, torturas y desapariciones de los prisioneros de guerra. Contra ellos desata todo su odio genocida, cometiendo desde hostilizaciones, tratos degradantes, negación de todos sus derechos, imposición de un régimen de aniquilamiento sistemático y sofisticado hasta el genocidio. García Pérez cometió su primer genocidio en los penales el 4 de Octubre de 1985 en el Pabellón Británico del penal de Lurigancho asesinando a 30 prisioneros, cuyos cuerpos fueron ametrallados y luego quemados con bombas de fósforo.

      No contento con su primer genocidio, se apresto a preparar el segundo, que lo ejecutó los días 18 y 19 de Junio de 1986, asesinando vilmente a 300 prisioneros: 125 en Lurigancho, más de 150 en la Isla Penal del Frontón y 20 en el Callao. Este monstruoso e infame genocidio, jamás ocurrido en la historia del mundo con prisioneros, fue perpetrado por las Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales, pero dispuesto y ordenado por García Pérez y su Consejo de Ministros con la complicidad del Fiscal de la Nación Sr. Elejalde y otros políticos.

      Esta fecha marca un hito muy importante para la guerra popular, para el Partido Comunista del Perú, para la clase y para la revolución proletaria mundial, porque estos heroicos prisioneros de guerra con su ejemplo nos enseñaron a dar la vida por el partido y la revolución.

¡VIVA EL DIA DE LA HEROICIDAD!

¡HONOR Y GLORIA A LOS PRISIONEROS CAIDOS!

¡AMNISTIA GENERAL A LOS PRESOS POLITICOS Y PRISIONEROS DE GUERRA EN PERU!

¡CIERRE DEL PENAL MILITAR DE LA BASE NAVAL DEL CALLAO!

¡VERDADERA COMISION DE LA VERDAD INTEGRADA POR AMBAS PARTES DEL CONFLICTO Y FAMILIARES DE LOS PRESOS POLITICOS Y PRISIONEROS DE GUERRA!

¡VERDADERA DEMOCRATIZACION DE LA SOCIEDAD PERUANA!

Junio, 2001

CIRCULO DE ESTUDIO Y TRABAJO CESAR VALLEJO