¡VIVA LA EXITOSA HUELGA DE HAMBRE DEL PRESIDENTE GONZALO, LA c. MÍRIAM Y DEMÁS PRISIONEROS!

¡DESENMASCARAR LOS ABYECTOS ATAQUES ENCUBIERTOS DE L. ARCE CONTRA EL PRESIDENTE GONZALO!

      El Movimiento Popular Perú de Suecia, cerrando filas en torno al Presidente Gonzalo saluda con alegría y optimismo desbordantes la exitosa lucha del Presidente Gonzalo, la c. Míriam y otros prisioneros de la luminosa trinchera de combate de la prisión militar de la Base Naval del Callao quienes iniciaron una huelga de hambre el 25 de enero del presente año. Sus exigencias planteadas ante el actual gobierno están contenidas en los siguientes puntos:

  1. Nulidad de juicios por tribunales militares y jueces sin rostro. Cambio de leyes debido al proceso. Fin de la cadena perpetua.
  2. Derecho a la defensa. Permitir el ingreso de abogados.
  3. Solución política. Respuesta a sus cartas y peticiones.
  4. Solidaridad con la lucha de todos los presos políticos. Cambios fundamentales.

     Esta medida de lucha emprendida ha sido un rotundo desmentido a la negra campaña de “privilegios” y “capitulación” montada desde hace tiempo por la reacción contra el Presidente Gonzalo. La lucha, que contó con el firme respaldo del PCP, fue inmediatamente apoyada con la justa rebelión conjunta de los presos políticos y prisioneros de guerra de varias prisiones y con el pronunciamiento y movilización a nivel nacional e internacional de diversos organismos de masas y personalidades y tuvo repercusión en diversos medios de comunicación. La lucha logró la presencia del Defensor del Pueblo el 3 de febrero en la prisión de la Base Naval, el cual se entrevistó directamente con el Presidente Gonzalo y se comprometió a gestionar las demandas ante el gobierno. Luego de esa entrevista la huelga de hambre fue suspendida.

     Como era de suponer, esta justa y correcta lucha y su logro inmediato conseguido han motivado también que se expresen los bastardos y siniestros intereses de los que levantan falsamente la defensa del Presidente Gonzalo para oponerse a él y a su línea proletaria. Tal es el caso de Luis Arce Borja y su cloaca antipartido y anti-Presidente Gonzalo en que ha devenido el “Diario Internacional” que difunde por internet.

     Ya desde el título de su libelo «Sobre la “huelga de hambre del Dr. Abimael Guzmán”.Y la verdadera defensa de la vida y libertad de los prisioneros de guerra», Arce muestra su archiconocida y necia afición a negar la realidad y los hechos, pero también su cobardía política y su ramplona sinuosidad al poner entre comillas la medida de lucha del Presidente Gonzalo, la c. Míriam y los demás prisioneros y no atreverse a decir de frente lo que quisiera decir: que se trata de “otra patraña”, etc. Es que en el fondo ve que sería fácilmente desenmascarado al negar abiertamente que el Presidente Gonzalo haya realizado esta huelga de hambre (que por lo demás no es la primera, ya que antes, del 1º al 20 de mayo del 2,000, también el Presidente Gonzalo y la c. Míriam realizaron otra huelga de hambre rindiendo homenaje al 20 aniversario del inicio de la guerra popular en el Perú y luchando por reivindicaciones similares). No. Lo que trama Arce entonces es proseguir su ataque encubierto al Presidente Gonzalo buscando vanamente enlodarlo por haber utilizado esta medida de lucha. No otra cosa se podía esperar de aquel que, siempre con el negro fin de atacar con rodeos al Presidente Gonzalo, ha venido sosteniendo, sin pudor alguno y según el absurdo “principio” por él y ante él inventado, que toda negociación es “revisionista”, “capituladora”, “producto de agentes policiales y de la CIA”, etc., etc. No nos puede pues sorprender que ahora nos salga con el eructo maloliente de que la huelga llevada adelante por el Presidente Gonzalo, la c. Míriam y demás prisioneros sea una “concesión de principios con el actual gobierno”.

     Dice Arce que “el PCP rechaza la huelga de hambre, en tanto ella muestra la desesperación del prisionero y en consecuencia la búsqueda de su propia autoeliminación y no así combatir y resistir a los enemigos del pueblo”. Veamos. ¿En qué documento del PCP consta ello? ¿Cuándo el PCP ha dicho que la huelga de hambre como medida de lucha es incorrecta para todos los tiempos y todas las circunstancias políticas? Este sujeto, que tanto ha venido traficando con los documentos del PCP buscando llenarse los bolsillos con la reproducción de algunos de ellos (¡y no de los actuales, claro está, sino de los que quiere servirse para proseguir con su tráfico!), no osa, desde luego, mencionar tal fuente, naturalmente porque no existe. Para el es suficiente decir simplemente y con toda desfachatez: “el PCP rechaza...”, imputándole así al Partido, como es su mendaz costumbre, sus propias peregrinas elucubraciones. Como buen metafísico, y sin comprender el uso táctico de una determinada forma de lucha, las condiciones y el momento político en que ésta se utiliza, ni la repercusión ni los logros obtenidos, Arce se desgañita vociferando que toda huelga de hambre en el Perú tiene su “marca revisionista y capituladora”. La intención de Arce, a pesar de sus poses asolapadas, queda pues meridianamente al descubierto: querer presentar al Presidente Gonzalo como “revisionista” y “capitulador”.

     Imitando al escarabajo pelotero y juntando sus manitas oportunistas para cargar más excremento, Arce continúa: “Desde el punto de vista ideológico-político, esta cuestionada medida de lucha, es una acción sin perspectivas que busca en lo inmediato que los gobernantes y la opinión pública sientan lástima y piedad por el prisionero”. ¡Qué joya! ¿Desde cual “punto de vista ideológico-político”? Obviamente, desde el sabio punto de vista del propio Arce, ya que el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo, que para Arce es algo así como el griego antiguo y sólo lo menciona de vez en cuando para engañar a los intensos y vender como buhonero gato por liebre, jamás ha sostenido semejante aberración. Pero a los resultados nos remitimos: el Defensor del Pueblo tuvo que ir a tratar con el Presidente Gonzalo y se comprometió a gestionar las demandas de los huelguistas. ¿Cómo explica entonces esto nuestro sesudo pensador Arce según su “punto de vista ideológico-político”? ¿Es que los gobernantes sintieron “lástima y piedad”, se “sensibilizaron” y se conmovieron hasta la pepita del alma? ¿No es por demás evidente, para el que quiera ver, que las posibles consecuencias y derivaciones políticas de esta concreta medida de lucha, por quienes en concreto la llevaron a efecto y en estas concretas circunstancias actuales, fue la razón de la mediación del enviado del gobierno? ¿Acaso no queda claro con esto que es más bien el propio Arce quien cree que los gobernantes se mueven por “lástima”, “piedad” y “sensibilidad” y que es él mismo quien, como el ladrón que grita “¡Al ladrón!”, busca endilgar a otros sus propias supercherías?

     Dice además Arce que tal medida de lucha busca que “la opinión pública sienta lástima y piedad por el prisionero”. Pero, mal grado las malsanas calumnias de Arce contra el pueblo, éste no siente “lástima” o “piedad” por sus hijos que luchan. Muy por el contrario, la lucha de estos promueve la admiración y solidaridad de las masas y las educa, como precisamente lo hacen el Presidente Gonzalo y la c. Míriam, en que, a pesar de las circunstancias adversas y hasta en las más duras y cavernarias condiciones en que se los mantiene cautivos, es factible y necesario seguir luchando. Y, aunque Arce se desgarre las vestiduras y siga difundiendo su pestilente bazofia de que “no se sabe si el Presidente Gonzalo está vivo o no”, el pueblo peruano sabe el que el Presidente Gonzalo, única e insustituible Jefatura del PCP, sigue bregando incansable y heroicamente por los sagrados intereses de la clase y del pueblo.

     Y para completar su infame y cobarde ataque contra el Presidente Gonzalo, Arce nuevamente hace uso de su tráfico inmundo, esta vez con las heroicas luchas de los prisioneros caídos el 4 de octubre de 1985, el 19 de junio de 1986 y en mayo de 1992. Con calculado y siniestro doblez político pretende contraponer esas luchas con las actualmente emprendidas por el Presidente Gonzalo, la c. Míriam y demás prisioneros. A los primeros les “reconoce” su heroísmo porque murieron o fueron ejecutados, pero las actuales protestas y rebeliones en las prisiones (en las cuales incluso la reacción ha asesinado a prisioneros en lucha que exigían la presentación pública del Presidente Gonzalo) las califica despectiva y ponzoñosamente de “provocación de motines en los penales” realizada por “capituladores y agentes del gobierno”, de “acciones de lucha” (el entrecomillado es de Arce) que han sido “coordinadas por el SIN”, etc., etc.

     Después de usar como tapadera para sus oscuros fines la afirmación de que “ni las más brutales condiciones de vida ablandan la moral y el deseo de lucha de los camaradas que son detenidos por las fuerzas represivas del Estado” y, recurriendo a su empedernido y cobarde hábito de atacar a terceros para encubrir su verdadero ataque contra el Presidente Gonzalo, Arce dice que los por él calificados de “capituladores” y “agentes del gobierno” están queriendo “desprestigiar” al Presidente Gonzalo presentándolo como “un capitulador y un vulgar huelguista de hambre” (¡sic!). Para este capitán sin barco del oportunismo la lucha del Presidente Gonzalo y la c. Míriam y la rebelión de los presos políticos y prisioneros de guerra en apoyo a esa lucha es porque tienen la moral “ablandada” y porque “no desean luchar”, los héroes son héroes sólo cuando los matan y todo lo demás para él es “revisionismo”, “capitulación”, “traición”, “pasarse a trabajar directamente con el SIN”, “arrastrarse a los pies del nuevo gobierno”, etc., etc. ¡Cómo se parecen todas estas retorcidas y grotescas embestidas de Arce contra el Presidente Gonzalo a aquello que hace años atrás decía ridículamente la reacción: los combatientes del EGP (para ellos, en su lenguaje, “los terroristas”) “no son verdaderos guerrilleros porque no dan la cara”. ¡Dime a quién le haces eco y te diré tu posición de clase!. Como reza el dicho, no es el amor al chancho sino a los chicharrones. ¡No es pues que el palpitante corazonsito de Arce rinda homenaje a los caídos en las luminosas trincheras de combate sino que trafica con ellos para buscar enlodar la heroica brega de hoy y de todos estos nueve años de cautiverio del Presidente Gonzalo y la c. Míriam. Tal es la lógica de Arce y sus perversos propósitos.

     Siempre atacando a terceros porque teme quedar totalmente al desnudo si se lanza directamente contra el Presidente Gonzalo, Arce hace gala de su hipocrecía política. Dice que se quiere “seguir hundiendo en el desprestigio” al Presidente Gonzalo, pero ya hemos visto que es Arce quien tilda de “revisionista”, “capitulador”, “traidor”, etc., a todo aquel que hace una huelga de hambre o al que plantea una negociación. Dice que quienes han apoyado la huelga de hambre del Presidente Gonzalo buscan “asesinarlo”, pero es Arce quien nos dice que el Presidente Gonzalo no debe hablar, no debe protestar, no debe luchar, y debe aceptar sumiso el aniquilamiento al que es sometido, ya que sólo los que mueren son los que merecen ser calificados de auténticos prisioneros de guerra militantes del PCP. Dice que los que cierran filas con el Presidente Gonzalo en esta lucha buscan “liquidar la guerra popular”, cuando es él mismo quien desde la caída del Presidente Gonzalo ha venido negando su Jefatura, oponiéndose al nuevo rumbo que el Presidente Gonzalo estableciera en 1993 para evitar la derrota de la guerra popular y la destrucción del Partido y soñando ahora con socavar los actuales lineamientos con que el Presidente Gonzalo arma al Partido y al pueblo en la presente coyuntura en la que, en forma similar a los finales de la década de los setentas, se vive un nuevo reimpulso en el movimiento popular por beneficios, conquistas, derechos y libertades democráticas que han sido conculcados por la reacción.

     Hoy el Partido Comunista del Perú, firmemente unido bajo la Jefatura del Presidente Gonzalo y guiado por la invencible y todopoderosa ideología de la clase, el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo, nuestra arma idelógica, estratégica, específica y principal, aplica con resolución el llamamiento a la lucha convocada por el Presidente Gonzalo para la presenteetapa en función del logro de los siguientes puntos:

1.

SOLUCIÓN POLÍTICA A LOS PROBLEMAS DERIVADOS DE LA GUERRA POPULAR.

-
Por la situación de los prisioneros políticos y prisioneros de guerra
-
Sobre la situación de los requisitoriados
-
Situación de los expatriados
-
Situación de los desaparecidos
-
Situación de los desplazados
2.
VERDADERA AMNISTÍA GENERAL EN FUNCIÓN DE LA FUTURA RECONCILIACIÓN NACIONAL.
3.
DEMOCRATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD PERUANA.
-
Derechos fundamentales
-
Cambio de leyes
-
Nueva constitución
-
Leyes laborales
-
Desenvolver lucha legal. Nuevos juicios
-
Lucha reivindicativa
4.
PRODUCCIÓN NACIONAL Y TRABAJO PARA EL PUEBLO
5.
CIERRE DEL PENAL MILITAR DE LA BASE NAVAL DEL CALLAO.

     Por estos puntos brega hoy nuestro pueblo ¿Qué nos muestra más bien Arce? Sólo sus cobardes ataques encubiertos al Presidente Gonzalo revestidos con fementidas alabanzas a los prisioneros caídos; su altisonante adjetivación huérfana de argumentos que no muestra sino su incapacidad y miseria intelectual y política; su desesperación ante los avances y los logros, aún cuando sumamente restringidos e insuficientes, obtenidos en estos 9 años de lucha del presidente Gonzalo y la c. Míriam; su oposición a que el PCP, bajo la Jefatura del Presidente Gonzalo, coadyuve en la presente reactivación de las luchas populares y que avance en cumplir su papel de eje y gozne de la revolución peruana.

     Así pues, la convocatoria con que termina el panfleto de Arce a una “campaña para defender los prisioneros de guerra” y en pos de su “comisión en Perú para que reinicie la defensa legal del Presidente Gonzalo y de cada uno de los presos políticos y prisioneros de guerra” y su tan pomposa como huera frase de “la verdadera defensa de la vida y libertad de los prisioneros de guerra” no pasan de ser una cortinita de humo, un vulgar taparrabos y otra de sus ridículas maquinaciones para intentar seguir medrando y traficando con el nombre y el prestigio del Presidente Gonzalo, del PCP y de la guerra popular. No otra cosa se puede deducir habiendo visto las malignas intenciones y viles medios que desde hace mucho tiempo usa Arce con el fin de enlodar al Presidente Gonzalo y, en particular, hoy, a la presente y exitosa lucha del Presidente Gonzalo, la c. Míriam y demás prisioneros, maniobras reaccionarias de Arce con las que ha ido hundiéndose aceleradamente en la ciénaga del oportunismo y desenmascarándose de los pies a la cabeza.

¡VIVA LA EXITOSA HUELGA DE HAMBRE DEL PRESIDENTE GONZALO, LA c. MÍRIAM Y DEMÁS PRISIONEROS!

¡LUCHAR POR: SOLUCIÓN POLÍTICA A LOS PROBLEMAS DERIVADOS DE LA GUERRA POPULAR, VERDADERA AMNISTÍA GENERAL EN FUNCIÓN DE LA FUTURA RECONCILIACIÓN NACIONAL, DEMOCRATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD PERUANA, PRODUCCIÓN NACIONAL Y TRABAJO PARA EL PUEBLO, CIERRE DEL PENAL MILITAR DE LA BASE NAVAL DEL CALLAO!

¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO! ¡VIVA EL PCP! ¡GLORIA AL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO, PENSAMIENTO GONZALO!

 

Suecia, 17 de febrero de 2.000

Movimiento Popular Perú
de Suecia